Winnie Harlow: “A veces es complicado lidiar con la fama”

Marcas como Diesel, Swarovski y Desigual pusieron en el ojo en la modelo, así como también millones de personas.

 

Winnie Harlow: “A veces es complicado lidiar con la fama”
Winnie Harlow: “A veces es complicado lidiar con la fama”

Su hada madrina fue la presentadora de America’s Next Top Model, Tyra Banks. Gracias a ella, Winnie Harlow se inició en el modelaje y, aunque fue eliminada del programa, la modelo sabía que ese sería su camino.

Hace poco Tyra me dejó un mensaje en Twitter. Te lo puedo leer si querés: 'Sos una estrella, yo solo te di una plataforma para que la gente te reconociera. Seguí haciéndome sentir orgullosa'. Que me diga esto significa mucho para mí porque sé que ella no contacta mucho con otros concursantes pasados”, comentó la actriz sobre la mujer que la llevó a la fama.

A partir de allí se abrieron las puertas. Marcas como Diesel, Swarovski y Desigual pusieron en el ojo en ella, así como también millones de personas.

Sin embargo, no estar acostumbrado a ser el centro de atención tiene sus consecuencias, pues puede resultar agobiante que todos te miren, te pidan autógrafos y estén pendiente de todo lo que hacés. 

“A veces es complicado lidiar con la fama. (…) Soy un ser humano, tengo una vida y a veces no estoy de humor para estar rodeada de tanta gente", dijo la modelo, quien contó una de sus experiencias al respecto.

Harlow se encontraba en un centro comercial en California y, mientras hacía unas compras, aprovechó para llamar al banco. En ese momento, se le acerca una chica y le pregunta si podía tomarse una foto con ella. 

Para sorpresa de la joven, la respuesta de la modelo fue que estaba un poco ocupada y debía hablar por teléfono. Al ver que la canadiense se encontraba en espera vía telefónica, la fan se acercó nuevamente, pero esta volvió a negarse.

A la mañana siguiente, tenía un comentario en Twitter: "Fue genial verte en el centro comercial Winnie, pero no hace falta que finjas que hablas por teléfono".

“No podía creérmelo. Ese día me hice un millón de fotos con otras personas y jamás me inventaría una conversación ficticia para librarme de posar. Soy una persona, no un producto”, expresó la modelo de 24 años de edad.