Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

La controversia migratoria de Melania Trump

La Primera Dama de la Casa Blanca fue beneficiada con la visa Einstein que privilegia a personalidades reconocidas por méritos extraordinarios.

La controversia migratoria de Melania Trump
La controversia migratoria de Melania Trump

En marzo de 2001 Melania Trump obtuvo una tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos bajo el programa élite EB-1. Bautizado popularmente como "Visa Einstein", está reservada a personas que puedan demostrar capacidades extraordinarias en las ciencias, artes, educación, negocios o en el campo atlético.

Para aspirar a esa visa, el candidato debe cumplir algunos criterios de sumo rigor. Entre estos debe haber recibido premios a la excelencia, pertenecer a asociaciones profesionales que exigen a sus miembros logros destacados y haber hecho contribuciones científicas o artísticas en el campo académico, negocios o deportes. Melania solicitó ese permiso en el año 2000 cuando era novia de Donald Trump.

Se desconocen los motivos que llevaron al Gobierno estadounidense a concederle un permiso de residencia permanente bajo este programa. Debido a que Melania comenzó a trabajar como modelo en Nueva York en 1996 pero no era muy conocida en el competitivo mundo de la moda de esa ciudad.

La verdadera fama de Melania repuntó cuando empezó a salir con Trump en 1998, un momento en el que trabajaba en Nueva York gracias a un visado H1-B para inmigrantes cualificados.

La revelación de que la primera dama se benefició de ese exclusivo programa llegó poco después de que surgieran especulaciones sobre la posibilidad de que sus padres lograran sus permisos de residencia permanente en Estados Unidos, bajo el proceso de reunificación familiar.

Ese programa permite la entrada al país a familiares de residentes permanentes o ciudadanos, y que Trump ha pedido restringir por considerar que es "migración en cadena". 

Según la inmigración basada en la familia, los ciudadanos estadounidenses adultos pueden solicitar la residencia para sus padres, hijos adultos casados y hermanos. Trump quiere limitar eso a los cónyuges y los hijos menores de 21 años.

Cabe destacar qie Melania Trump se convirtió en ciudadana americana en 2006. De comprobarse que fue la patrocinadora de los Knavs, eso iría en contra de la doctrina migratoria de Trump quien ha cuestionado duramente este proceso.