Volkswagen Virtus y Chevrolet Onix obtuvieron buena calificación en su crash test - Ciudad Magazine

Volkswagen Virtus y Chevrolet Onix obtuvieron buena calificación en su crash test

De cero a tres y cinco estrellas fueron los resultados de esas rigurosas pruebas, que ejecutó la Latin NCAP.

Volkswagen Virtus y Chevrolet Onix obtuvieron buena calificación

Luego de pasar por rigurosas pruebas de choque o crash test, los modelos Volkswagen Virtus y Chevrolet Onix obtuvieron calificaciones positivas de la Latin NCAP, que es el organismo encargado en realizar estas evaluaciones.

Respecto a Volkswagen, la Latin NCAP le otorgó cinco estrellas por protección de adultos y niños, dejando al Chevrolet Onix con sólo tres. Esto terminó siendo una buena noticia para ambas compañías automotrices, que mejoraron enormemente de su anterior evaluación.

El Virtus es, según sus creadores, la nueva versión del sedán Polo, que se comercializará en nuestro país desde el mes de marzo. De acuerdo al informe final de la Latin NCAP, este modelo “mostró el mismo nivel de protección en el impacto lateral del Polo”.

Eso fue posible por los airbags laterales de serie que poseen ambos vehículos: el Virtus y el Polo. En cuanto a la prueba frontal y de poste, Latin NCAP usó un Polo.

Los representantes del organismo explicaron que “el Polo, aunque algo más liviano que el Virtus, consiguió hacer la prueba por cumplir los parámetros establecidos”.

Por otro lado, el Chevrolet Onix mejoró su calificación de cero a tres estrellas. Ambos modelos, el Virtus y el Onix son fabricados en Brasil, y pasaron la prueba de protección al peatón. Por ese motivo recibieron el Latin NCAP Advanced Award por tal característica.  

“El año pasado Chevrolet fue aprobado y sólo tuvo cero estrellas. Ahora mejoraron sus refuerzos estructurales para la protección contra impactos laterales, elementos de absorción de energía en las puertas para el impacto lateral en la protección para adultos, anclajes ISOFIX y un nuevo cinturón de seguridad para el conductor”, destacó el informe de Latin NCAP.

Mientras que el Onix “cumplió con los requerimientos de seguridad en los mercados donde se vende, aunque trabajaron en su evolución estructural, que incluye ISOFIX, top tether y alarma de cinturón de seguridad”, dijo el organismo regulador.

Los puntos en contra que señaló en el escrito sobre el Onix fueron: Protección débil para el pecho del adulto durante un impacto frontal y lateral, más el cinturón de plaza central trasera que es abdominal y no de tres puntos.

 

 

TE PUEDE INTERESAR