El tema Fame de David Bowie alcanzó los primeros lugares en las listas musicales

Las ventas le otorgaron el primer lugar en EEUU, mientras que en el Reino Unido se ubicó en el peldaño 17 y en Canadá en el puesto número tres.

El tema Fame de David Bowie alcanzó los primeros lugares en las listas musicales
El tema Fame de David Bowie alcanzó los primeros lugares en las listas musicales

El tema músical Fame fue el primer sencillo que el británico David Bowie logró convertir en el número uno en las carteleras norteamericanas, durante el año 1975.

El tema contó con la participación de John Lennon, quien estuvo como respaldo vocal, y el guitarrista Carlos Alomar. También colaboraron Luther Vandross y el saxofonista David Sanborn.

Fame sonó por primera vez el 25 de julio. Es un género funk y rock y estuvo respaldado por RCA Records, siendo parte del álbum Young Americans del cantante británico.

Inicialmente el álbum y el tema Fame recibieron críticas y hubo escepticismo, pero finalmente el público le dio acogida y fue aceptado por los fanáticos de este género musical, tanto así que con el transcurso de un tiempo Young Americans vendió medio millón de copias en el mercado de los Estados Unidos.

Estas ventas le otorgaron el primer lugar en las listas, mientras que en el Reino Unido se ubicó en el lugar 17 y en Canadá en el puesto número tres.

Y es que Fame fue el último sencillo donde Lennin prestó su colaboración. Luego, en febrero de 1975 lanzó su disco Rock ´n Roll. Después, manifestó su retiro voluntario de la vida pública por unos cinco años, tras reencontrarse con su esposa Yoko Ono, a propósito de la llegada al mundo de su segundo hijo, Sean.

David Bowie se encontraba en la ciudad de Nueva York. Finalizaba el año 1974 y estaba a punto de expirar el contrato que había firmado con su mánager Tonny DeFrites para editar el disco Young Americans que estaba casi culminado, cuando le consultó a Lennon si deseaba participar en la grabación final. Ambos, habían coincido en ocasiones por diversas circunstancias.

Luego de analizar la propuesta, Lennon se hizo presente en enero de 1975 en los estudios de Electric Lady Studios de Nueva York, para grabar coros y guitarra rítmica.

En los estudios Alomar, Bowie y Lennon dieron rienda suelta a su creatividad para componer el tema, donde la espontaneidad e improvisación fueron elementos claves para el trabajo final en que invirtieron pocas horas de grabación.

Finalmente, el título de la canción le fue acreditado a Lennon.