Taylor Swift fue la celebridad con mayores ingresos en 2015

Según la lista de la revista Forbes, los ingresos de la cantante en dicho año fueron de 170 millones de dólares.

Taylor Swift fue la celebridad con mayores ingresos en 2015
Taylor Swift fue la celebridad con mayores ingresos en 2015

Proveniente de un pequeño pueblo en Pensilvania, Taylor Swift se convirtió en la famosa más rica del mundo en el año 2015, según la revista Forbes.

En una lista publicada por el medio, Swift aparece en el primer puesto del raking con una cifra de 170 millones de dólares recaudados durante el año señalado, destronando así al exboxeador Floyd Mayweather, quien el año anterior había tenido un ingreso de 300 millones de dólares.

Campañas para Coca Cola, Apple, entre otras, y giras mundiales hicieron que los ingresos de Swift fuesen los mejores en los 12 meses del 2015, doblando la cifra que la cantante había obtenido en 2014.

El segundo puesto en la lista Forbes lo ocupó la boyband One Direction, hoy en día separada, con un total de 110 millones de dólares durante todo el año. Les siguió James Patterson con 95 millones de dólares, escritor de libros como El presidente ha despertado y El primero en morir.

Entre los deportistas, Cristiana Ronaldo fue el primero de la lista con un total de 88 millones de dólares en el 2015. En este puesto también se encontró Phill McGraw autor y presentador de televisión.

En el año 2015 Taylor Swift se encontraba realizando su gira The 1989 World Tour, con el objetivo de promocionar su quinto álbum de estudio titulado 1989, el cual lanzó en el 2014.

La gira mundial inició en el mes de mayo del año 2015 en Tokio, Japón, y terminó en Melbourne, Australia, en diciembre. Durante todos esos meses Swift visitó un total de 85 ciudades, a lo largo de los cincos continentes.  

Según la revista Forbes, The 1989 World Tour fue una de las giras mundiales más caras del año 2015. La cantante recaudó más de 250 millones de dólares y se convirtió en la artista que más recaudó en ventas de entradas en dicho año.

Según publicaciones, la entrada más económica del concierto fue en Fargo, Estados Unidos, donde se pedía 182.95 dólares por ticket; mientras que el concierto en Dublín fue el más caro en Europa, con un monto de 285 dólares aproximadamente.