Steven Seagal simpatiza con las causas ambientales

El actor norteamericano emprende luchas contra los agentes contaminantes del planeta.

Steven Seagal simpatiza con las causas ambientales
Steven Seagal simpatiza con las causas ambientales

Vivir en un ambiente sano es vital para el ser humano; sin embargo en los últimos años uno de los problemas más grandes que enfrenta el mundo entero es la contaminación producida mayormente por el hombre.

El actor estadounidense Steven Seagal está consciente de esta situación y de allí que desde hace años emprende campañas ecologistas en pro de un mundo más limpio y saludable.

Por esta razón, el actor envía mensajes en favor de la naturaleza y contra aquellos que están acabando con el planeta en muchas de las películas donde participa. Los dueños de la industria petrolera y química ocupan los principales banquillos de acusados.

En filmes como En Terreno Salvaje (1994), donde un ex funcionario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) reta a una compañía petrolera por el uso de dispositivos que ponen en riesgo la vida y el medio ambiente.

Allí se evidencia como el actor, quien interpretó al agente federal Forrest Taft, aprovecha para cuestionar a estas grandes empresas como una forma de llamar la atención y de que cesen estas acciones.

Al final de la película, Seagel pronunció un mensaje ecologista, dejando clara su lucha contra aquellos que atentan contra el medio ambiente.

El actor de 66 años también es defensor de los derechos de los animales. Como reconocimiento a esta labor, la organización PETA (People for the Ethical Treatment of Animals por sus siglas en inglés), le otorgó un premio por su trabajo humanitario contra la trata de elefantes recién nacidos. 

Otra muestra de su defensa al reino animal se puso de manifiesto en 2013 cuando Seagel adoptó a un perro callejero de siete meses en Rumania.

En aquel momento el actor estaba grabando la película A good man, y el Gobierno de la ciudad de Bucarest había aprobado una ley para sacrificar a los más de 64 mil perros que estaban deambulando de un lado a otros.

La medida oficial se tomó luego de que uno de estos cachorros mordiera a un niño. Seagel encabezó una campaña para evitar esta matanza y llamó a la población a imitar su acción.