Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Si querés que tu pelo luzca más limpio y sano, debes limpiar el secador y la planchita

Aunque no lo creas, del cuidado de estos dos aliados de la belleza dependerá el resultado final del secado.

 

Si querés que tu pelo luzca más limpio y sano, debes limpiar el secador y la planchita
Si querés que tu pelo luzca más limpio y sano, debes limpiar el secador y la planchita

Si pensaste que el secador y la planchita no ameritaban un mantenimiento continuo, pues te equivocás porque es más necesario de lo que pensabas. Así lo indicaron algunos expertos de belleza, que quedaron sorprendidos al preguntar a sus amistades con qué frecuencia realizaban este procedimiento, siendo la respuesta que nunca lo hacían.

De ser ese tu caso, es hora de que conozcas que del mantenimiento que le hagas tanto al secador como a la planchita dependerá cómo luzca tu cabello, ya que el aseo de estas herramientas incide en la salud y en la limpieza de tu melena, dado que con ellas se aplica calor de manera directa sobre el pelo.

Por ejemplo, en caso de que no limpies de manera frecuenta estas herramientas entonces debes aplicar otras estrategias que te ayuden a conservar la limpieza del cabello, como peinarlo desde la mitad hasta las puntas y no desde la raíz para evitar que la grasa acumulada en esa zona se extienda al resto del cabello y usar champú sin parabenos.

En el caso del secador, se aconseja que apenas haya algún residuo de polvo o pelusa en el filtro se debe desmontar este último y cepillarlo suavemente con jabón y agua caliente, dando movimientos suaves. Luego se deja secar y se vuelve a montar en el secador.

Se debe tomar en cuenta que cuanto más sucio y más restos de cabello tenga el filtro más lento será el proceso de secado, porque ambos impedirán la salida del aire del aparato y por ello se tomará más tiempo el secado.

En el caso de las planchas, el exceso de grasa acumulada en sus placas impedirá que la plancha se deslice suavemente, por eso se recomienda limpiar con un pañuelo o un algodón con alcohol cuando esté fría.