¿Sabías que la copa del Mundial de Rusia 2018 pesa seis kilos?

El trofeo ganado por Brasil en 1970 fue robado en 1983 y más nunca se supo de su paradero, por lo que se cree que los ladrones lo fundieron para quedarse con el oro.

¿Sabías que la copa del Mundial de Rusia 2018 pesa seis kilos?
¿Sabías que la copa del Mundial de Rusia 2018 pesa seis kilos?

Sobre la copa de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) existen varias anécdotas poco conocidas por la población en general, y quizás por los fanáticos de este famoso deporte.

Por ejemplo, el actual diseño no es el original de la Copa Mundial de la FIFA. Éste fue hecho en el año de 1973 por Bertoni GDE Srl en Milán y diseñado por el italiano Silvio Gazzaniga.

El diseño de la copa representa dos figuras humanas sosteniendo la tierra, y fue mostrada al público por primera vez en el Mundial Alemania 1974.

La selección que resulte vencedora en Rusia 2018 disfrutará de la copa original el día de la premiación, posteriormente se le entregará una réplica hecha en oro como ocurre en todas las competencias, la cual estará en su poder hasta el sorteo del Mundial de Qatar 2022. 

La pieza, que identifica el Mundial, pesa aproximadamente seis kilos y de éstos unos cinco son oro puro. Su altura es de 36,8 centímetros y 15 de ancho. Está fabricada con oro 18 quilates en una base de malaquita, en la cual están los nombres de los diferentes campeones del mundo con el idioma original de cada selección. 

Actualmente solo queda espacio para cuatro nuevos campeones, es por ello que para el aniversario 100 de la Copa del Mundo será necesaria una nueva o ampliar la base del trofeo.

La primera versión de la Copa del Mundo llevó el nombre de Coupe Jules Rimet en honor del antiguo presidente de la FIFA y representaba a Nike, la diosa griega de la victoria.

Esta copa fue dejada en Brasil en el año de 1970, cuando esta selección ganó el campeonato, pero en 1983 fue robada de su lugar de resguardo. Más nunca se supo de su paradero, por lo que se cree que los ladrones la fundieron para quedarse con el oro.

La manipulación de la Copa del Mundo está reglamentada y para eso existe una ley, la cual estipula que solo la pueden cargar sin guantes los ganadores del campeonato mundial y los jefes de estados. El trofeo original está en el museo de la FIFA en la ciudad de Zúrich en Suiza, el cual fue restaurado al sufrir un pequeño daño durante la celebración de la selección de Italia en el Mundial de Alemania 2006.