Robert Downey Jr: sus momentos más rebeldes que lo han llevado a la cárcel

Conducir desnudo y bajo los efectos de psicotrópicos han sido los cargos imputados al estadounidense, a quien le rompieron la nariz en una trifulca en los calabozos.

Robert Downey Jr: sus momentos más rebeldes que lo han llevado a la cárcel
Robert Downey Jr: sus momentos más rebeldes que lo han llevado a la cárcel

Hacer lo que más le gusta a una persona es llenar su espíritu y alma por la satisfacción que brinda estar en el lugar adecuado y realizando lo que le place.

Es por eso que sin duda alguna si algo disfrutó durante su niñez Robert Downey Jrfue su pase por el cine, donde inició su carrera actoral que ha mantenido con el paso del tiempo, luego de su debut a los cinco años en una de las inclasificables películas de su padre, interpretando a un cachorro enfermo.

En la actualidad, el actor Downey es uno de los más cotizados en el mundo de Hollywood, pero no todo ha sido color de rosas en la vida de esta reconocida celebridad, ya que en 1999 fue arrestado por la policía cuando conducía totalmente desnudo. Además, estaba bajo los efectos de la droga y llevaba un arma en la boca.

Otro episodio que marcó la vida de Robert Downey Jr., un mes después de estar en libertad bajo fianza, fue el hecho de ingresar violentamente a la vivienda de uno de sus vecinos y lanzarse a dormir en la cama del niño de la casa, quien para ese momento afortunadamente no estaba en su habitación. 

En total el actor ha estado detenido por 16 meses, uno de ellos por violar su libertad condicional. En una ocasión sostuvo una riña con otro recluso y le rompieron la nariz.

Pero es que la vida oscura de este actor estadounidense comenzó al lado de su padre, el también actor, director, escrito y productor Downey Senior, quien a los 8 años de edad lo llevó a consumir cigarrillos de marihuana.

Es así como Robert (hijo) se fue desarrollando en el mundo de la protagonización y debutó como Julián en Menos que cero escrita por Bret Easton Ellis, quien tras su participación dejó la posibilidad de volver a trabajar con el actor.

Robert también hizo lo suyo con Mel Gibson en Plan América, quien se hizo uno de sus grandes amigos. El galán de Hollywood agradeció la iniciativa de Gibson de pagar el seguro para que éste pudiera protagonizar El detective cantante en el año 2003.