En Paraguay, un barrendero encontró una billetera con 1.500 dólares y se la regresó a su dueña argentina

La persona que hizo el hallazgo buscó a la dueña para devolverle el objeto... con el dinero que se le había perdido.

El trabajador municipal vivió un peculiar episodio
El trabajador municipal vivió un peculiar episodio

Un trabajador municipal asignado a la conocida playa de San José (Paraguay) vivió un peculiar episodio, cuando en uno de sus habituales recorridos encontró la billetera de una turista con aproximadamente 1.500 dólares en su interior.

El protagonista de la historia se llama Diómedes Villalba, una persona humilde, que vive en el barrio Arroyo Porá de Encarnación con cinco hijos que mantener, quien tras hacer el hallazgo decidió buscar al dueño de la cartera, dando así una gran lección de honestidad y humildad.

El episodio ocurrió el miércoles en la mañana, cuando Villalba, cumpliendo sus labores de barrendero, notó que cerca de una banqueta había un objeto tirado en el pasto. El trabajador relató a los medios locales que se acercó y se dio cuenta que era una billetera con una gran cantidad de dinero en moneda extranjera.

“En ese momento muchas cosas se me cruzaron por la mente porque tengo muchas cuentas que pagar, pero si me quedada con la plata ajena no iba a quedar bien con mi conciencia”, indicó el trabajador al portal ABC.

Tras revisar la billetera encontró un número de teléfono en el interior al que llamó dando así con la dueña, una argentina, que al conocer que habían encontrado su billetera y se la iban a devolver, no pudo contener el llanto y la emoción.

Poco tiempo después, la dueña se trasladó al lugar para recuperar la billetera perdida y recompensar la extraordinaria actuación de Villalba, quien por su honradez recibió 3.000 guaraníes que aseguró le servirán para pagar algunos gastos.

Lo curioso es que tras conocerse la historia muchas personas han solicitado ponerse en contacto con Villalba para ayudarlo económicamente a saldar las deudas que tiene pendiente y también para ayudar a mantener a su familia.