Nuevo y “aterrador” descubrimiento en aguas profundas de México

Los mares y océanos del mundo arropan cientos y miles de criaturas desconocidas para el hombre, como el caso del “monstruo pollo sin cabeza”, que sigue fascinando a más de uno.

 

El Gusano Bobbit es aterrador
El Gusano Bobbit es aterrador

Es cierto que al ser humano le falta mucho por descubrir sobre su amplio y rico mundo, en especial si hablamos de su fauna y flora. Así nos lo recordaron los integrantes de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), quienes captaron unas interesantes imágenes de una nueva especie marina, recién bautizada como “el monstruo pollo sin cabeza”.

Esta “aterradora” criatura le debe su nombre a que se asemeja a un pollo decapitado, más aún porque al moverse entre las aguas del Golfo de México, “aletea” sutilmente o en su defecto utiliza unos extraños tentáculos, que llamaron la atención del grupo de científicos a su alrededor.

Los exploradores recordaron que al menos un 90% del agua del planeta es territorio desconocido, en tanto que dos tercios de la vida marina sigue oculto a la vista. Por tal razón, fue impactante tener algún conocimiento de ese “monstruo”, que catalogaron como un pepino de mar o Enypniastes eximia.

De acuerdo a los expertos, ese espécimen se mantiene en el fondo de los mares y sólo nada cuando es necesario, en especial si siente un peligro cerca. Posiblemente no posea un verdadero cerebro, sino que usa las terminaciones nerviosas de su cuerpo para reaccionar a la luz y a cualquier tipo de contacto físico.

El gobierno estadounidense es quien ha financiado los estudios de la NOAA, organización que, entre los días 30 de noviembre y 20 de diciembre, efectuaron varias inmersiones en el Golfo con un vehículo especial, operado a distancia, que logró captar las asombrosas imágenes del “monstruo pollo sin cabeza”.

Además de esa enigmática criatura, de la cual seguramente harán más investigaciones a futuro, los representantes de la NOAA encontraron otras especies submarinas como nuevos tipos de calamar, pulpo y hasta una araña de mar. Para varias personas, ese “monstruo” no es nada comparado al recientemente descubierto “gusano Bobbit” del océano, que dejó a muchos desconcertados por la letal forma de matar a sus presas… sorprendente.