Mirá cómo deshacerte para siempre del acné

Te traemos algunos tratamientos caseros para lucir un rostro de bebé ¿Te animás?

 Mirá cómo deshacerte para siempre del despreciable acné
Mirá cómo deshacerte para siempre del despreciable acné

Seguramente llevas bastante tiempo luchando contra las indeseables espinillas que salen en tu rostro desde que eras adolescente y aún no descubrís la manera de curar, pues ya es hora de decirle adiós al acné y de lucir un cutis más terso y delicado.

Si sos de los que lleva un estilo de vida poco saludable he allí la razón de tus problemas, una alimentación poco adecuada y una vida de estrés, además de una mala limpieza pueda ocasionar la obstrucción de los poros de tu piel, lo que conlleva inmediatamente a que salgan esos granitos que tanto odiamos.

El acné es una pesadilla que incluso puede tener un impacto psicológico en tu vida. Es por ello que te traemos algunos remedios naturales que te ayudarán a desaparecer en pocas semanas esas espinillas de tu cara, pero antes te recordamos que es importante mejorar tu alimentación y hacerla más saludable.

Ajo: triturá un ajo y colocale una cucharada de agua, esta mezcla podés aplicarla sobre cada granito y dejá reposar por 10 minutos antes de enjuagar.

Limón: es perfecto para combatir el acné, solo divide un limón por la mitad y frotalo en tu rostro, es antibacteriano y suavizante. Solo recordá lavarte bien la cara con jabón al culminar, es importante no exponerte al sol durante el proceso.

Miel: por sus propiedades bacterianas hará que tu piel mejore rápidamente y además se mantenga hidratada, solo hacé una mascarilla con este ingrediente, dejá actuar por 10 minutos y notarás la diferencia.

Avena: combiná avena y leche para hacer una pasta espesa, luego colocá en todo tu rostro y dejá actuar por unos 15 minutos, luego retirá con abundante agua tibia y utilizá la yema de tus dedos para hacer movimientos circulares, esto hará que la avena funcione como exfoliante.

Vapor: colocá tu cabeza sobre un recipiente con agua caliente y con una toalla tapando tu cabeza, dejá que el vapor actúe por 15 minutos. Realizá esto una vez al día y es muy importante tener prevención para evitar quemaduras.

Y por último, no te toques la cara ni revientes los granitos, porque esto no solo los empeorará, sino que también dejará marcas y cicatrices no deseadas.