¡Increíble! Cárcel danesa parece un hotel de lujo

Las celdas tienen un espacio de 13 metros cuadrados y en su interior cuentan con una nevera, un televisor de 22 pulgadas y un armario.

Prisión danesa parece un hotel de lujo
Prisión danesa parece un hotel de lujo

Un centro penitenciario de lujo, contruido al estilo de los mejores hoteles de Las Vegas en Estados Unidos, fue inaugurado en la isla de Falster en Dinamarca, lugar donde está ubicada la prisión de Storstrøm, que le ofrecerá a todos sus prisioneros la posibilidad pagar sus condenas con muchas comodidades.

La idea de las autoridades y arquitectos del proyecto era la creación de un tipo de prisión más humana que creara un ambiente de total armonía para la comunidad penitenciaria. Bajo estos lineamientos surgió Storstrøm, un lugar que tiene capacidad para albergar a 250 personas y abarca aproximadamente unas 18 canchas de fútbol.

Los espacios han sido divididos para ofrecerle diferentes opciones a los reclusos durante su tiempo libre, período que pueden aprovechar para leer, ejercitarse, acudir a la iglesia o incluso hasta desarrollar obras de arte en una denominada “casa de actividades”.

Asimismo, las instalaciones cuentan con una tienda que ofrece diferentes productos y alimentos para que sean comprados por los reclusos.

El arquitecto Mads Mandrup detalló al periódico danés Berlingske que las celdas tienen un espacio de 13 metros cuadrados y en su interior cuentan con una nevera, un televisor de 22 pulgadas y un armario.

En ese sentido, destacó que cada una cuenta con ventanas para que los internos puedan disfrutar de la luz natural, aunque han sido diseñadas en lugares que garanticen la privacidad de la persona. La inauguración de Storstrøm ha tenido opiniones encontradas tanto en Dinamarca como en las redes sociales, donde muchos usuarios han criticado las lujosas instalaciones,

Sin embargo, las autoridades han respondido a sus detractores alegando que, a diferencia de las habitaciones de hotel, en Storstrøm le han quitado la libertad a las personas, quienes viven en un lugar con alta seguridad que además posee una pared de seis metros y cables de alta tensión.