Hechos de Meghan Markle antes de su coqueteo con la realeza británica (Parte 1)

 Desde pequeña tuvo un alto sentido moral y feminista, que doblegó las extrañas ideas de un gigante corporativo.

Hechos de Meghan Markle antes de su coqueteo con la realeza británica (Parte 1)
Hechos de Meghan Markle antes de su coqueteo con la realeza británica (Parte 1)

En poco menos de dos años, la actriz Meghan Markle se convirtió en figura común de las plataformas de búsqueda mundiales. Por supuesto, su compromiso y consecuente matrimonio con el Príncipe Harry la ubicó en el mapa, lo quisiera o no.

Acá les mostraremos datos verídicos de su historia, previo al encuentro con el hijo de Diana Spencer, que sigue capturando la atención de la prensa y de sus nuevos seguidores. Mirá esto.

Infancia

Nació y se crió en Nueva York. La joven de nombre Rachel Meghan Markle tuvo una infancia apartada de los reflectores, distinta a la que vivió su actual esposo.

Sus padres Doria Ragland y Thomas Markle se separaron legalmente cuando era una nena de seis años. La futura Duquesa de Sussex se quedó con su madre, de profesión instructora de yoga y trabajadora social.

Del primer matrimonio de su padre, existen dos medios hermanos, con los que tiene poco trato.

Contacto con la TV

Su padre fue director de iluminación, ganador del premio Emmy, y llevaba a su pequeña a los sets. En aquellos tiempos estudiaba en una escuela católica, mientras que su padre trabajaba para el show Married With Children.

“Después de clases iba a verlo trabajar. Era un sitio divertido y un poco perverso para una niña con enseñanzas católicas. Papá a veces me decía: 'Meg, vé a la sala de servicios de artesanías, esto (el programa) es algo desagradable para tus ojos'”, comunicó la actriz a la revista Esquire.

Feminismo

A sus 11 años debía hacer un proyecto escolar sobre comerciales de TV. Escuchó un anuncio de un jabón que decía: “Destinado exclusivamente a mujeres”. Pensó que no era correcto que los niños crecieran con esas ideas.

Su padre la impulsó a escribir una carta a los representantes de la compañía, a importantes figuras públicas como Hillary Clinton y a la prensa. Por suerte funcionó. La empresa Procter & Gamble modificó días después su lema de “Mujeres en todos los Estados Unidos” a “Gente de todo Estados Unidos”.

Amante del teatro

No quiso ser tildada como otra chica con sueños de ser actriz. Obtuvo una doble especialización en teatro y relaciones internacionales de la escuela de Evanston, Illinois. Se unió a la hermandad Kappa Kappa Gamma y era compradora frecuente de un Burger King 24/7 que funcionaba cerca de la institución.

Sangre Política

En su tercer año de Relaciones Internacionales aseguró una pasantía en la Embajada de Estados Unidos con sede en la Argentina. Estuvo allí trabajando por un tiempo, lo que catalogó a la revista Marie Claire del 2013 como una grata experiencia.

Estuvo en el show Deal or No Deal

“Sí, era la chica con el maletín número 26 que por alguna razón nadie jamás elegía. Esperaba largos minutos con aquellos tacones altos, súper incómodos y baratos, deseando que se apagaran las luces”, relató a Esquire en el 2013.

Deal or No Deal era un programa de concursos donde un participante debía elegir entre 26 maletines sellados, que tenían cierta cantidad de efectivo, desde un centavo a 1 millón de dólares. El jugador eliminaba 25 maletines -uno por uno- hasta dar con el gran premio, sin embargo; podía ser tentado por el banco para aceptar una buena oferta a cambio de no continuar el juego.

Dinero extra

Su buena letra le permitió ganar dinero extra haciendo notas escritas a mano. Consiguió hacer las invitaciones de la boda de Robin Thicke y Paula Patton, y hasta manejar la correspondencia de los diseñadores Dolce & Gabbana.