Gwyneth Paltrow se lució en Shakespeare enamorado

El filme, proyectado en el año 1998, hizo merecedora de un Oscar a la actriz estadounidense.

Gwyneth Paltrow se lució en Shakespeare enamorado
Gwyneth Paltrow se lució en Shakespeare enamorado

El año 1999 fue altamente exitoso para la actriz norteamericana Gwyneth Paltrow, pues alcanzó el premio más preciado por los artistas de cine: el Oscar.

Su interpretación de Viola de Lesseps en la película Shakespeare in Love (Shakespeare enamorado o Shakespeare apasionado) le valió a Paltrow esta apreciable estatuilla, así como un Globo de Oro y el Premio del Sindicato de Actores como Mejor actriz.

El filme, proyectado en el año 1998, fue dirigido por el británico John Madden y Paltrow compartió la protagonización con Joseph Fiennes.

La película, que tiene una duración de una hora 37 minutos, también se alzó con varios premios y reconocimientos: siete Oscar (incluyendo Mejor Actriz de Reparto, Mejor Guión Original, Mejor Banda Sonora, Mejor Diseño de Producción y Mejor Vestuario), tres Globos de oro y cuatro BAFTA. 

En la producción, guionizada por Marc Norman y Tom Stoppard, se gastaron 25 millones de dólares y se recaudaron más de 289 millones, lo que revela que fue un éxito en taquilla.

Shakespeare in Love transcurre en el verano de 1593. Para el momento el afamado escritor William Shakespeare ve decaer su producción literaria a propósito de su falta de inspiración.

En ese momento escribía Romeo y Julieta. En ese trance, que lo mantiene perturbado, conoce a Lady Violainterpretada por Gwyneth Paltrow y ella se convierte en su musa.

Viola es una joven y rebelde aristócrata, pero guarda dos secretos que el escritor debe descubrir; sin embargo, por siempre será su heroína. La historia es totalmente ficción y el amor es su tema central, no solo entre la pareja principal sino entre Lady Viola y William Shakespeare por el teatro.

Según la crítica, Joseph Fiennes y Gwyneth Paltrow hicieron una química genialacompañados de un extraordinario elenco secundario, donde destacaron  Geoffrey Rush y una impresionante Judi Dench, representando a la reina Isabel I.

También destacaron la escenografía y el vestuario para remontar al público a finales del siglo XV. La banda sonora de Stephen Warbeck además merece un aplauso.