Gael García Bernal, el mexicano que sigue en la mira de Hollywood

 Su constancia, talento y dedicación hicieron de él una figura de peso en el extranjero.

Gael García Bernal, el mexicano que sigue en la mira de Hollywood
Gael García Bernal, el mexicano que sigue en la mira de Hollywood

Sus actuaciones de alto octanaje en Amores Perros (2000), así como en la conmovedora historia Y Tu Mamá También (2001), ayudaron a que Gael García Bernal se convirtiera en una figura digna de admiración en el mundo del espectáculo.

Por lo general, le gusta trabajar en películas que tratan temas escabrosos como la pobreza, la inmigración y el abuso sexual. Eso significa que ese mexicano de oro no teme asumir algún riesgo artístico.

“Una de las razones por las que quería ser actor, es que a veces me lleva por lugares donde jamás he estado, y me deja experimentar la vida alejada de lo que soy… sí, quizás eso implica un poco de riesgo”, opinó a la página Express.

Entre sus interpretaciones más sorprendentes destaca la del travesti Juan/Zahara en el filme La Mala Educación (2004) del director Pedro Almodóvar. La historia se basó en un misterioso asesinato relacionado con la escolarización religiosa y el abuso sexual.

Gael se fue haciendo un nombre, así que no fue sorpresa cuando en corto tiempo se le tildó de ser una flamante estrella internacional. Su trayectoria le permitió escalar en Hollywood, teniendo una oportunidad enorme con la serie de AmazonMozart in the Jungle.

Metido en la piel del ingenioso director musical Rodrigo de Souza, ganó un merecido Golden Globe en el 2016.

“Fue uno de los momentos más sorprendentes de mi vida. Sé que es un lugar común decir que no lo esperabas, pero realmente era así. No soy músico. Toco la guitarra muy fuerte y la batería, pero si quisiera hacerlo a la perfección me llevaría mucho tiempo”, dijo con humor.

Se le tomó como figura rentable, y se abrió paso a una etapa profesional quizás más liviana y divertida. Entre tantos cambios, sus pequeños hijos Lázaro y Libertad han ido entendiendo más de su trabajo, y del por qué a veces le es imposible compartir más en familia.

Entonces, si en algún momento tuviesen curiosidad de entrar en la actuación, ¿Gael los apoyaría? Esto fue lo que respondió.

“Definitivamente no los alentaré a eso, jamás, pero claro que pueden hacer lo que quieran. Los apoyaré en todo”, recalcó con un poco de preocupación, típica de cualquier padre.