Gael García Bernal logró una significativa participación en Babel

La historia hablaba de personas con distintas culturas, que luego de un inesperado evento cambiaron sus vidas para siempre. 

Gael García Bernal logró una significativa participación en Babel
Gael García Bernal logró una significativa participación en Babel

El actor mexicano Gael García Bernal recordó lo que fue su intervención en el filme Babel (2006) del cineasta Alejandro González Iñárritu, para la página Indie London. Su personaje, aunque no tuvo tantos minutos en pantalla, se ganó el aprecio de los espectadores.

“Sus líneas eran específicas. Santiago era un joven que terminó siendo el catalizador de la tragedia vista en Tijuana, involucrando a su tía Amelia (Adriana Barraza) y a los niños que ella tenía a cargo.  Les proporcionó el vehículo para salir y entrar a Estados Unidos, sólo que no tuvieron un final feliz”, expresó.

En la trama, Amelia era una nana mexicana que pasó casi toda su vida en Norteamérica trabajando sin documentación. Un día, decidió cruzar la frontera junto con los niños "gringos" que cuidaba, para asistir a la boda de un familiar.

Santiago fue el encargado de trasladarla, pero con los peligros de la frontera y la fuerte política hacia los indocumentados, todo terminó muy mal para ellos.

La relación de Gael con lo entonces jovencísimos Nathan Gamble y Elle Fanning (los niños mencionados) fue muy cercana, pese a sus edades y culturas. Recordó que la película les permitió ver en otros las semejanzas por encima de las desigualdades.

“Ellos en el set fueron los primeros en reforzar el hecho de que todos somos iguales, sin importar que tengamos un lenguaje o color de piel distinto. Son chicos extraordinarios, si ellos entendieron, ¿por qué no el resto?”.

Durante los días de filmación, sucedió un inconveniente con el automóvil que García Bernal debía conducir de acuerdo al guion, algo que extrañamente ya había pasado en otra cinta.

“Cada vez que manejo un auto en una película, choco, pero no fue tan malo como pasó en Amores Perros (2000). Aquel accidente fue genial y bastante peligroso si lo pienso. En México hay más libertad cuando filmas… en Estados Unidos jamás hubiésemos podido hacer eso”, finalizó entre risas.