La esposa de Matthew McConaughey limpió casas al emigrar a Estados Unidos

Camila Alves, nacida en Brasil, llegó a Los Ángeles cuando tenía 15 años de edad.

La esposa de Matthew McConaughey limpió casas al emigrar a Estados Unidos
La esposa de Matthew McConaughey limpió casas al emigrar a Estados Unidos

Una de las parejas más representativas de Hollywood son Matthew McConaughey y Camila Alves. Esta dupla se conoció en el 2006 y se casó en junio de 2012.

McConaughey y Alves tienen actualmente tres hijos: Levi nacido en el 2008, Vida en el 2010 y Livingston en 2012.

Alves es una modelo y actriz brasileña. Ha trabajado para las marcas Levi’s, Giorgio Armani, Valentino, Paco Rabanne y Hugo Boss. En el año 2008 se convirtió en diseñadora de bolsos, lanzando su línea Muxo.

Esta modelo de 1,75 metros emigró a Los Ángeles, Estados Unidos, cuando tenía 15 de años de edad. Estaba consciente que empezar de cero en otro país no sería fácil; sin embargo, llegó preparada para todo.

En una conversación con la revista Ocean Drive, Alves recordó que para el momento no dominaba en lo absoluto el idioma del país. Además confesó que llegó trabajando como señora de servicio en distintas casas para poder tener ingresos.

En aquel entonces no hablaba ni una palabra de inglés. (…) Mientras crecía siempre tuve que arreglármelas sola, no iba a llamar a nadie para que me pagara las facturas, esa no era una opción. Tenía que encargarme de mí misma, así que empecé a limpiar casas", dijo la modelo.

En contraste con esta realidad, cuando Alves vivió en Brasil siempre había en su casa una persona contratada para los oficios del hogar. “Venía de Brasil, donde creces con una persona que va a tu casa seis días a la semana y se encarga de la cocina y la limpieza. Es parte de la cultura”, contó la modelo, quien expresó que aun cuando tuviese esa comodidad en su residencia, su padre constantemente le recordó que debía aprender a hacer sus propias tareas.

“Mi padre siempre me dijo: ‘Tenés que ser capaz de encargarte de tu propio hogar, porque puede que vivas como una reina, pero qué pasará si los empleados no se presentan, ¿qué harías entonces?’”, refirió la esposa de McConaughey.

Otra de las cosas que su padre le enseñó fue a no ser interesada, ni deslumbrarse por el puesto o la facilidad económica que tuviese su pareja. “Lo segundo que siempre me decía mi padre es que jamás debía casarme o estar con un hombre por lo que tuviera, bien fuese dinero o estatus, porque entonces para él solo sería una prostituta de clase alta”, dijo la también diseñadora.