Elvis Presley: el ascenso y declive de una gran estrella del Rock 'n' Roll (Parte 2)

Llegó a acumular 136 discos de oro, 52 álbumes platino y 25 multiplatino.

Elvis Presley: el ascenso y declive de una gran estrella del Rock 'n' Roll (Parte 2)
Elvis Presley: el ascenso y declive de una gran estrella del Rock 'n' Roll (Parte 2)

El cantante y actor Elvis Presley fue universalmente apodado el Rey del Rock 'n' Roll, y con su auge en los años cincuenta y sesenta logró impactar a los seguidores de su música, que todavía mantienen vivos sus contagiosos y legendarios temas.

Todo en Elvis era atractivo. Su personalidad, su manera de vestir, hablar y actuar ante las masas. El mismo John Lennon (1940-1980), aseguró que Presley era una figura influyente para The Beatles.

Llegó a acumular 136 discos de oro. También tuvo 52 álbumes platino y 25 multiplatino, quedando como el mejor artista de grabación durante dos décadas consecutivas. Algo característico en El Rey fue su polémico y sexy movimiento de cadera, tan discutido en sus conciertos.

Sus apariciones en The Steve Allen ShowThe Milton Berle ShowThe Toast of the Town y The Ed Sullivan Show, fomentaron su fama como el “nuevo chico malo en la ciudad”. De hecho, cuando salía en TV, tomaban la imagen de Elvis hasta por encima de su cadera para no mostrar sus picantes bailes. Igual se ganó el mote de “Elvis Pelvis”.

En 1956, alcanzó un gran éxito en taquilla con Love Me Tender, y no paró de filmar. Hizo treinta y dos películas, generando al menos unos 150 millones de dólares en el cine. Aunque varias no fueron bien recibidas por la crítica, ayudaron a popularizar su música.

Entre sus filmes están: Jailhouse Rock (1957); King Creole (1958); G. I. Blues (1960); Blue Hawaii (1961); ¡Chicas! ¡Chicas! ¡Chicas! (1962); Viva Las Vegas (1964); Spinout (1966) y Wild in the Country (1961), producción basada en la novela de J. R. SalamancaThe Lost Country, que marcó su debut en el drama.

Casi a finales de los cincuenta se alistó en el ejército, pero mientras estaba en Fort Hood, Texas, recibió la noticia de la muerte de su madre Gladys. Al regresar a su servicio, lo trasladaron a Alemania. Legalmente cumplió con su país hasta 1960.

Allá en suelo teutón conoció a Priscilla Beaulieu, quien se convirtió en su novia. Ella era aún adolescente, pero poco importó para que El Rey sucumbiera a sus encantos. 

Se casaron en 1967 y dio a luz a la única hija de Presley: Lisa Marie en 1968. El amor de Elvis y Priscila tomó un lugar importante en la cultura pop norteamericana. Tristemente todo culminó con su separación oficial en 1973.