A Elisabeth Moss le gusta interpretar a mujeres fuertes

La actriz también ha revelado que le atrae el arte y está encantada de vivir en Nueva York.

A Elisabeth Moss le gusta interpretar a mujeres fuertes
A Elisabeth Moss le gusta interpretar a mujeres fuertes

La actriz estadounidense Elisabeth Moss, conocida por su papel como Peggy Olson en la premiada serie Mad Men, confesó que le gusta interpretar a mujeres multidimensionales.

“Me llaman la atención los papeles de mujeres fuertes, pero vulnerables al mismo tiempo; valientes, pero forzadas a lidiar con algún miedo”, reveló la artista de 35 años de edad.

Moss, quien también es conocida por su rol protagónico en la serie The Handmaid´s Tale, aseguró que los papeles que escoge para representar no tienen nada que ver con el pago o el estatus, sino por lo interesante que puedan ser.

“Me encanta el cine internacional y adoro a actores y actrices como Kristin Scott Thomas, que se prodigan en Europa. En Estados Unidos siempre corres el riesgo de encerrarte en una burbuja y pensar que solo hay una forma de hacer las cosas”, declaró la actriz.

Moss, quien durante un tiempo sostuvo en paralelo la carrera de danza y la de actriz, tampoco esconde su pasión por el arte y su agrado de vivir en la ciudad que nunca duerme, Nueva York. “Es una urbe llena de arquitectura y museos donde recibimos la visita de las mejores orquestas y ballets del mundo. Fui criada por músicos, lo que me hace sentir mucho respeto por todas las expresiones artísticas y quienes las practican”.

A Moss, quien en 2017 recibió un Emmy por su rol protagónico en la serie The Handmaid´s Tale a mejor actriz principal, le encanta el nuevo Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), además de sentir inclinación por la Cienciología, la cual practica. 

"Siento que me ha dado una cordura y una estabilidad que no estoy segura de que necesariamente hubiera tenido", ha declarado en varias oportunidades al referirse a esa religión.

 Asimismo la estadounidense, quien admira a los diseñadores Oscar de la Renta, Marc Jacobs y Rag & Bone, ha destacado que siempre tuvo claro que quería ser actriz  y que lo suyo no eran los papelitos de "niña jugando con su gato".