Drew Barrymore es embajadora contra el hambre infantil

La actriz norteamericana participa en diferentes programas de ayuda social.

Drew Barrymore es embajadora contra el hambre infantil
Drew Barrymore es embajadora contra el hambre infantil

A lo largo de su carrera los artistas van mostrando su lado humano. Es por ello que continuamente escuchamos que los actores se suman a causas sociales para ayudar a los necesitados.

La actriz estadounidense Drew Barrymore no es la excepción, y también participa en programas y jornadas solidarias a nivel mundial para respaldar a aquellos que por diferentes causas están atravesando una difícil situación y requieren una mano amiga.

Barrymore es embajadora contra el hambre en el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Este proyecto, cuya sede está en Roma, se encarga de enviar comida para ayudar a refugiados y desplazados, o cuando ocurren desastres naturales o aquellos donde interviene la mano del hombre.

Desde su ingreso a este programa, la actriz que saltó a la fama por su exitoso papel en E.T. el extraterrestre ha entregado más de 1.000.000 de dólares.

Este dinero fue destinado para darles alimentos a niños en edad preescolar en Kenia, en el marco de la campaña Llene la taza, cuyo fin era garantizar la seguridad alimentaria de 59 millones de niños en naciones en desarrollo durante un año.

Barrymore estuvo dos veces en el mencionado país africano y fue testigo de la pobreza que marcaba la vida de algunos infantes, y como le cambiaba su expresión facial cuando recibían comida.

En opinión de la actriz, un niño bien alimentado aprende mejor, se mantiene saludable, es más feliz y alegre y puede emprender un futuro lleno de éxitos.

Hace dos años, en 2016, la actriz estadounidense, recordada también por su participación en dos películas de Los ángeles de Charlie, demostró una vez más su lado sensible y solidario.

Junto a la diseñadora venezolana Carolina Herrera, Barrymore se unió a la Gala benéfica Plates for Pediatrics que se llevó a cabo en el Hotel Mandarín Oriental de Nueva York, Estados Unidos.

El evento recaudó un total de 1,2 millones de dólares que fueron destinados para el servicio pediátrico del Hospital Presbiteriano de Nueva York. 

Desde el año 2005, Drew Barrymore está comprometida con muchas causas sociales y proyectos humanitarios a nivel mundial.