Los detalles más picantes sobre los costosos matrimonios de Phil Collins

El cantante tuvo relaciones fallidas... y muchos millones en juego.

Conocé más detalles sobre los costosos matrimonios de Phil Collins
Conocé más detalles sobre los costosos matrimonios de Phil Collins

Phil Collins se ha casado en varias ocasiones y, en cada caso, las separaciones han sido costosas para el cantante. Tiene cuatro hijos y la relación con ellos también ha sido noticia en algunas oportunidades.

En 1975, Phil Collins contrajo matrimonio con Andrea Bertorelli, una mujer proveniente de Canadá. Se conocieron en su época como estudiantes cuando estaban en la misma clase de teatro en Londres y tuvieron un hijo. Simon Collins más tarde sería vocalista y baterista del grupo Sound of Contact.

Luego se separó y en 1980 se casó con su segunda esposa, Jill Travelman, con quien tuvo una hija, Lily Collins. En 1996 volvió a separarse y tres años más tarde se casó con Orianne Crevey, con quien tuvo dos niños, Matthew y Nicholas.

El cantante y su tercera esposa terminaron su matrimonio en 2008, tras doce años juntos. Su divorcio fue uno de los más caros del Reino Unido, superando al de Paul McCartney y Heather Mills. El artista, que ya había estado casado en dos ocasiones más y tenía tres hijos de matrimonios anteriores, estaba más que acostumbrado a entregar grandes cantidades de dinero para divorciarse de sus esposas. En 1994 tuvo que pagar 22 millones de euros a Tavelman.

Pero ellos retomaron su relación y comenzaron a vivir juntos en Miami con sus hijos. Se casaron nuevamente en una ceremonia íntima, mucho más modesta que la primera. En aquella ocasión, la boda duró tres días y acudieron más de 300 invitados.

Durante el tiempo que estuvo separada de Phil Collins, Orianne volvió a casarse con Charles Mejjati y tuvo un hijo. Pero el tiempo le demostró que él era el hombre a quien verdaderamente amaba.

Recientemente, su hija Lily Collins le escribió una carta en la que dijo públicamente que lo perdonaba por haber sido un padre ausente. Resuelto este inconveniente con ella, parece que la vida familiar del artista finalmente está tranquila.