Descubrí qué tipo de cabello tenés: ¿graso o seco?

El pelo puede variar según su textura, densidad, porosidad o si es graso, seco o mixto. ¡Aquí te lo contamos todo! 

Descubrí qué tipo de cabello tenés: ¿graso o seco?
Descubrí qué tipo de cabello tenés: ¿graso o seco?

Así como existen diferentes tipos de piel, en color y textura, de igual manera pasa con el cabello. Es importante conocer el tipo de pelo que cada persona tiene, pues así podrás hacer la elección adecuada al momento de comprar los productos para éste, tales como champú, enjuague, tintes, cremas hidratantes, entre otros cuidados naturales.

Mirá unos pasos sencillos para descubrir tu tipo de melena. ¡Prestá mucha atención!

Textura: se refiere a la medida de su circunferencia. Los profesionales la clasifican en tres categorías: gruesa, media y fina. Siendo los gruesos más fuertes, toscos, pesados y difícil de peinar; mientras que el fino es de fácil manejo y el medio la combinación de los dos primeros.

Densidad: es la cantidad de unidades foliculares. Al conocer tu densidad podés saber qué estilo irá mejor con tu pelo. Si tenés mucho volumen, podés intentar cortes para aliviar el peso; si en cambio tenés poco cuerpo, podés preferir peinados para crear abundancia.

Otra forma de determinar la densidad, es calcular cuánto tiempo tarda en secarse; si solo toma unos pocos minutos, es fino. Si en cambio demora más de una hora, es grueso.

Porosidad: es la capacidad para absorber la humedad, mientras más porosa es la hebra más agua, productos o aceites absorberá, pero de la misma manera los perderá también.

También hay que aprender a diferencia si el cabello es seco, graso o mixto, hay una manera muy sencilla para distinguirlos.

El pelo graso mayormente se ve muy brillante, como humedecido, apelmazado y aceitoso, sobre todo en la raíz y necesita lavarse con mucha frecuencia. El cabello grasoso se produce por las glándulas sebáceas del cuero cabelludo. Por eso se hace necesario usar un champú especial para lidiar con tanta grasa. También se debe evitar los masajes en la cabeza para no estimular a dichas glándulas.

El cabello seco tiende a enredarse con facilidad, se enrolla, se parte porque es quebradizo. Tiene como especie de escamas abiertas y es poroso, por lo que requiere de muchas cremas y aceites para hidratarlo y nutrirlo.