Conocé la historia detrás de Crazy Little Thing Called Love de Queen

Esta es la canción cuya melodía surgió en una bañera y al guitarrista Brian May le desagradaba.

Conocé la historia detrás de Crazy Little Thing Called Love de Queen
Conocé la historia detrás de Crazy Little Thing Called Love de Queen

La icónica voz de Freddie Mercury, vocalista de la legendaria e inolvidable Queen, hizo de esta banda una de las más reconocidas a nivel mundial. Una de sus canciones más reconocidas es Crazy Little Thing Called Love del álbum The Game (1980) y en este artículo te comentamos algunos detalles acerca del proceso creativo.

La verdad es que el exitoso sencillo fue escrito en una bañera. Si, así como lo lees.

La historia comienza cuando Queen se mudó a la ciudad de Munich, Alemania, en junio de 1979 para trabajar en el álbum que eventualmente sería The Game. Mercury acababa de registrarse en el lujoso hotel Bayerischer Hof y se metió a tomarse un baño, cuando de repente le surgió una melodía.

Era un número de rockabilly. Tenía elementos que recordaban al recientemente fallecido Elvis Presley, quien había sido una gran influencia vocal para Mercury.

Pidió al asistente Peter Hince que le trajera una guitarra acústica, envolvió una toalla alrededor de su cuerpo y comenzó a trabajar en la melodía y letra de lo que sería luego una de las canciones más extrañas, pero también icónicas de la banda.

En una entrevista realizada en 1981 por la revista británica Melody Maker, el vocalista de Queen afirmó que Crazy Little Thing Called Love le tomó entre 5 y 10 minutos. Adicionalmente, comentó: "Lo hice en la guitarra, que no puedo tocar totalmente y de una manera eso fue bastante bueno porque estaba restringido, conociendo solo unos pocos acordes. Es una buena disciplina porque simplemente tuve que escribir dentro de un marco pequeño. No pude trabajar con demasiados acordes y debido a esa restricción, escribí una buena canción, creo".

Una vez que contaba con una buena estructura para la canción, inmediatamente se escapó a Musicland Studios, y llamó al ingeniero Reinhold Mack porque estaba listo para grabar. Toda la banda estaba presente a excepción de Brian May, pero a Mercury no le importó.

De hecho, en esa misma entrevista comentó entre risas que se sintió ligeramente aliviado de estar momentáneamente libre de los impulsos perfeccionistas de May, porque de lo contrario “se tardaría un poco más”.

Todos suponían que a Brian May no le gustaría, como en efecto sucedió. Esto especialmente porque debía cambiar su guitarra Red Special por una Fender Telecaster de los años cincuenta, a lo que el guitarrista comentaba que desde el principio no estuvo feliz con la canción.

Sin embargo, la canción fue lanzada como un solo pre-álbum ese otoño, y se posicionó en el número uno en todo el mundo, incluso antes de haber terminado el álbum