Conocé los efectos de morderse las uñas

Puede parecer una práctica inofensiva, pero se debe tener cuidado.

 

Conocé los efectos de morderse las uñas
Conocé los efectos de morderse las uñas

Muchas personas tienen el hábito de morderse las uñas y, más allá del tema estético, hay otras razones por las que no deberían seguir haciéndolo.

En primer lugar, las puntas de los dedos son nidos de suciedad y albergan distintos tipos de bacteria y hongos. Una de ellas es el Staphlococcus aureus que puede causar infecciones extrañas en la piel como forúnculos y abscesos.

Además el mordisqueo puede afectar la sonrisa porque, en casos extremos, este hábito ha resultado en fracturas dentales, pérdidas de dientes e, incluso, dislocación de la mandíbula.

También puede causar trauma accidental en las encías. Un caso de estudio particularmente desconcertante menciona a un niño que sufrió de gingivitis –que es la inflamación en la encías- debajo de uno de sus dientes, luego que se lesionara mordiéndose las uñas. Al final, la doctora Carlene B. Krejci descubrió que tenía seis fragmentos de uñas atorados debajo de sus dientes.

Un reporte demostró que quienes se muerden las uñas son propensos a tener halitosis (mal aliento). Hay muchas bacterias propias de la boca y si se meten los dedos constantemente se introducen cientos de nuevos gérmenes que pueden producir el desagradable aliento.

Por último, morder las uñas de forma crónica puede dañar el lecho ungueal que, al ser expuesto con regularidad, resulta en el acortamiento irreversibles de las uñas. Es decir, morderse demasiado abajo en el cuerpo de las uñas significa que ninguna uña podrá adherirse en el futuro, por lo que permanecerán como una especie de muñón para siempre.

La manía nerviosa de comerse las uñas se denomina onicofagia, aunque solo aplica para los casos extremos cuando no se pueden controlar los impulsos. Hasta ahora, no existe una explicación concluyente detrás del hábito de morderse las uñas, pero lo que sí es cierto es que resulta difícil encontrar una manera de eliminar esta peculiar costumbre.