Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Confunden una vieja granada con un fósil, se la llevan a casa y luego les explota en la cocina

Madre e hija se toparon con el arma que había sido abandonada durante la Segunda Guerra Mundial en una playa de Reino Unido.

Confunden una vieja granada con un fósil, se la llevan a casa y luego les explota en la cocina
Confunden una vieja granada con un fósil, se la llevan a casa y luego les explota en la cocina

Jodie Crews, de 38 años, y su hija Isabella, de 8, caminaban por una playa cerca de su casa en la ciudad de Deal, condado de Kent, Reino Unido,  cuando se toparon con un extraño objeto que decidieron llevarse. Al principio, la mujer pensó que se trataba de un fósil o un hueso viejo, sin embargo luego descubrió que era algo mucho más peligroso: ¡una granada!

Por fortuna, ambas sobrevivieron después de que el arma que había sido lanzada durante la Segunda Guerra Mundial explotara en la cocina de su casa, según informa The Sun.  La dueña de la vivienda contó que junto a su hija suelen recolectar "trozos de vidrio y madera flotante" porque son "muy artísticas" y a ellas "les gusta hacer cosas".

Al principio, la mujer pensó que el objeto hallado era un fósil o un hueso viejo y hasta acudió a las redes sociales para ver si alguien podía ayudarla a identificar el objeto. "Publiqué fotos en sitios de fósiles y arqueología y tuve muchas respuestas, pero nadie sugirió que podría tratarse de una granada", afirmó Crews.

Pero lo peor llegó cuando el objeto de repente estalló en llamas en su comedor. "Simplemente se convirtió en una bola de fuego. Mi hija gritó y salió corriendo por la puerta trasera. Agarré la granada y corrí con ella con los brazos extendidos hacia la cocina, donde la arrojé al fregadero", contó Jodie.

Según Crews, en ese momento se puso en "modo de supervivencia", porque sintió que "la adrenalina había entrado y dominado" su reacción.

"Mi primer pensamiento fue salvar a mi hija, la casa, los gatos y los perros. Con mi hija a salvo en el jardín, corrí escaleras arriba para buscar a los gatos y a nuestros dos perros", recordó la mujer.

Los vecinos de inmediato auxiliaron a madre e hija y llamaron a los bomberos. La granada finalmente  se quemó en la bacha de la cocina, dañando el lugar y llenando la casa de humo.

"Me han dicho que no beba de los grifos porque algunos de los químicos de la granada podrían haber subido por ellos. Fue un bombero quien dijo era una granada. Dijo que normalmente estaba cubierta con una capa protectora de cera", explicó la mujer.

Confunden una vieja granada con un fósil, se la llevan a casa y luego les explota en la cocina

 

Fuente: RT en español.