Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Cómo utilizar el iluminador para lograr un efecto glow

Este año 2018 será tendencia el retorno del maquillaje brillante.

Cómo utilizar el iluminador para lograr un efecto glow
Cómo utilizar el iluminador para lograr un efecto glow

El iluminador es uno de los productos básicos de belleza, pero que genera muchas dudas en cuanto a su uso. Se puede encontrar en una gran variedad de formatos diferentes y cada uno está adecuado a una función específica.

Este año 2018 marca el retorno del maquillaje brillante, por lo que el iluminador toma protagonismo. El rostro resplandeciente con efecto booster resalta la juventud de la piel y hace desaparecer el cansancio.

Conseguir el ansiado efecto glow es mucho más sencillo de lo que parece. Lo primero es elegir el que mejor se ajuste a lo que se busca. Existen iluminadores correctores, perfectos para proyectar zonas hundidas o eliminar la apariencia de piel cansada.

Están también los de acabado brillante, que son excelentes para resaltar la estructura ósea del rostro y crear puntos de luz en la mirada o en los labios. Ambos están disponibles en formato líquido y en polvo y, dependiendo de las características de la piel y los gustos personales, se puede utilizar uno u otro o combinarlos.

Dada su escasa cobertura, los profesionales recomiendan aplicar el iluminador después de la base de maquillaje y los correctores. Hay que prestar especial atención a no generar brillos indeseables en la zona T del rostro, naturalmente más grasa. También es importante utilizar la cantidad justa del producto, pues un exceso crea un maquillaje “efecto máscara”, muy alejado del acabado natural que se quiere lograr.

Un truco para usar los iluminadores líquidos es mezclarlos en partes iguales, con la base de maquillaje en el dorso de la mano. Luego se aplican con ligeros toques, siempre proyectando una trayectoria ascendente, bien con los dedos o con una brocha.

Para los iluminadores de acabado, es recomendable utilizar una brocha de abanico. En este caso deben hacerse movimientos rápidos que permitan depositar la cantidad adecuada para que el producto se una con la base.