Cómo ordenar los productos de maquillaje

Organizar los productos ayuda a ahorrar tiempo para optimizar nuestra rutina de belleza. 

Cómo ordenar los productos de maquillaje
Cómo ordenar los productos de maquillaje

Tener ordenadas las cremas, productos y herramientas de maquillaje es una buena práctica que ayuda a ahorrar tiempo por las mañanas y, por tanto, ser más productiva en la rutina de belleza.

Pero no se trata de ordenar de cualquier manera, sino con cierto sentido para conseguir el objetivo. El maquillador James Kaliardos considera que ordenar no es sola una cuestión física, sino también implica encontrar la verdadera paz mental y crear espacio para las nuevas adquisiciones beauty.

Es necesario crear estos dos espacios de almacenamiento beauty. En primer lugar, un neceser, maletín o cesta para el ritual diario de maquillaje, en el cual se deben guardar única y exclusivamente las cremas, productos de maquillaje y brochas que se usan cada mañana, ni uno más ni uno menos.

Aparte, en otro espacio, se debe guardar todo aquello que se usa de forma puntual. Por ejemplo, los fines de semana o para hacer un maquillaje de noche). Esto te ayudará a ahorrar mucho tiempo por las mañanas y a organizar mejor tus productos de maquillaje y cremas.

Esta recomendación la hace Lisa Woodruff, autora del site Organize365, quien también comenta que cada mañana saca todos los productos de maquillaje y los pone sobre la mesa. Según los va usando, los coloca en el organizador y así cuando la mesa está despejada, ya sabe que su maquillaje está listo.

Otro truco muy práctico es utilizar cajas transparentes acrílicas porque suelen tener diferentes compartimentos, y al ser transparentes, permiten encontrar todos y cada uno de los productos rápidamente.

Si las cremas, productos y herramientas de maquillaje se guardan en el baño es importante tratar de no dejar potes de cremas o perfumes alrededor del lavabo. De nuevo es fundamental tener todos los productos de belleza almacenados. Así, además de mantener el espacio ordenado, se evita que el agua pueda salpicar los potes y estropear los cosméticos.