Chris Pratt: las frases más resaltantes sobre su vida y carrera

Qué pensará el afamado actor sobre su profesión, la paternidad o el hecho de ser sólo Chris… Mirá. 

 

Chris Pratt: las frases más resaltantes sobre su vida y carrera
Chris Pratt: las frases más resaltantes sobre su vida y carrera

Chris Pratt podría ser la celebridad más adorable del planeta en este momento, sin menospreciar al gran Tom Hanks claro, pues cada vez que el protagonista de Jurassic World abre su boca, dice algo que obliga a quererlo más hasta que parece imposible.

Ya alcanzó el pináculo del éxito dentro del cine estadounidense; sin embargo, continúa con una actitud humilde y gentil hacia sus colegas y fans. Con su película Guardianes de la Galaxia Vol. 2 demostró ser una figura rentable, que posiblemente se convierta en una gran sensación luego de estrenarse Avengers: Infinity War, donde asumió una participación especial.

Mirá varias frases dichas por él mismo, que definen en cierta forma su divertida y excéntrica personalidad:

“El gran desafío para mí fue tratar de ignorar la vergüenza de ser un actor. Es algo vergonzoso de hacer. Tienes personas que te apuntan con cámaras, y cientos más que te miran mientras intentas ser genial. Y casi todas las veces, no lo eres”, dijo sobre su profesión.

“He hecho toda clase de cosas geniales como actor: salté de helicópteros e hice trucos atrevidos, hasta jugué al béisbol en un estadio profesional, pero nada se compara con ser el padre de alguien”, expresó sobre su paternidad.

“¿Cuál es mi sandwich perfecto? Sí, tengo uno. Mi receta es: dos rebanadas de pan blanco, mostaza, mayonesa y una tarjeta Platinum de American Express”, habló con humor.

“Tenía mucha confianza y estaba en buena forma cuando llegué a Los Ángeles, pero nadie me eligió para ningún papel bien escrito. La gente asumió, basándose en mi aspecto, que era un imbécil y un chico de un solo truco. Nunca me dejaron improvisar o hacer comedia. Pasó tiempo para que eso cambiara”, relató la forma en cómo mostró su valía.

“El desafío no es encontrar la actitud, sino ser abierto, estar dispuesto a intentarlo, probar cosas diferentes y contar con un director en quien puedas confiar. La actitud no es algo que yo haya querido o creado”, comunicó de su persona.

“No podés evitar cambiar cuando tienes un hijo, y para mí fue una sensación de que no sentía que faltara algo en mi vida y no lo era. Todo llegó en el momento justo, y ahora si estoy ausente de mi hijo, siento que falta algo”, fue su forma de decir que su familia siempre sería prioridad.