Charlize Theron: su rol de madre

 Luego de la adopción de Jackson y August, la actriz señaló que la maternidad no le deja tiempo ni para el amor.

Charlize Theron: su rol de madre
Charlize Theron: su rol de madre

Charlize Theron es la orgullosa madre de dos niños adoptados, y finalmente habló sobre todo lo que soportó en un intento por convertirse en madre y además confesó que siempre pensó en serlo por la vía de la adopción.

En declaraciones a Chelsea Handler para la revista  Elle, la actriz de 42 años dijo que se había enamorado de un niño a quien esperaba adoptar, pero que por alguna razón no funcionó.

Theron dijo: "Luché mentalmente durante el proceso de adopción. Algunos de mis puntos más bajos en mi vida fueron la primera vez que archivé; realmente tomó un costo emocional”.

"Muchas veces veo a mis hijos y les digo: Si esto continúa, tal vez tenga que abandonar Estados Unidos porque lo último que quiero es que mis hijos se sientan inseguros", dijo la ganadora del Oscar a Elle. 

En tanto, Theron, de 42 años, es madre de Jackson de 6 años y August de 2. "El racismo está mucho más vivo de lo que la gente pensaba ...  No viajaría con mis hijos a algunas partes de América, y eso es realmente problemático".

No es solo el racismo lo que preocupa a Theron. El mes pasado, la actriz habló sobre la violencia armada en los Estados Unidos, argumentando que armar a los maestros no era la solución para los tiroteos escolares.

La ganadora del Oscar por su papel en Monster está soltera desde el 2015, año en el que se separó del también actor Sean Penn. No obstante, cuenta con el apoyo de su madre Gerda, que le ayuda mucho en el cuidado de sus hijos. "Soy muy afortunada por tenerla, sin ella me sentiría muy sola en todo esto".

Siendo madre soltera, todas las responsabilidades de criar y educar a sus pequeños recaen sobre Charlize, pero sin duda lo que peor lleva la artista es madrugar para preparar el desayuno y la comida que su hijo mayor se llevará al colegio, mientras se asegura de que el niño esté listo para acudir a clase cuando el bus escolar pase a recogerlo.