Cate Blanchett fue la voz de los refugiados ante la ONU

La actriz australiana participó en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Cate Blanchett fue la voz de los refugiados ante la ONU
Cate Blanchett fue la voz de los refugiados ante la ONU

La actriz Cate Blanchett es una tenaz luchadora por los derechos humanos a nivel mundial. En ese sentido, participó como embajadora de la ONU para los refugiados el martes 28 de agosto de este año, con el fin de dar a conocer el sufrimiento de esas personas a través de su desgarrador discurso.

Blanchett visitó en marzo de 2018 los campamentos de Bangladesh, donde se han refugiado miles de integrantes de esa minoría étnica musulmana. En ese sentido, fue convocada a participar a una reunión del Consejo de Seguridad.

En su discurso expresó que no hablaba desde la voz de una persona experta, sino como alguien que ha visto lo que realmente sucede y no puede mirar hacia otro lado. Añadió que nada podría haberla preparado para el sufrimiento del que fue testigo durante su viaje.

Además, aseguró haber escuchado relatos aterradores, denuncias de graves torturas, historias de mujeres brutalmente violadas, de gente que vio a sus seres queridos asesinados, así como también conoció a niños que vieron a sus abuelos encerrados en casas incendiadas.

Blanchett participó en una sesión convocada por el Consejo de Seguridad con el objeto de hacer un balance sobre la situación en el estado birmano de Rakáin, centro de la crisis desencadenada hace un año y de los más de 700.000 refugiados que se vieron obligados a dejar sus hogares motivados al inminente peligro que corrían.

El encuentro se desarrolló un día después de que expertos de la ONU diesen a conocer un informe, en el que exponen que existen elementos de genocidio intencional en la actuación del Ejército birmano contra los rohinyás.

La actriz insistió en que el drama vivido por esa minoría de personas en los meses recientes no es el primero y exhortó a que se tomara una solución definitiva para tal situación. Cabe destacar que los rohinyás son considerados en Birmania como inmigrantes de Bangladesh y no gozan de los mismos derechos que tienen los ciudadanos del país.

La actriz fue enfática al decir que los refugiados no pueden regresar a las mismas condiciones que les obligaron a huir. "Es imposible aceptar medias soluciones", recalcó la actriz, quien solicitó al Consejo de Seguridad que actúe para dar respuesta a esta comunidad.

Por último, aseveró que se le ha fallado antes a los rohinyás y que por favor no se repita.