Brie Larson sobre su prometido: “Él es la otra parte de nuestra ecuación”

La actriz es conocida por mantener oculta su vida personal, y sólo en ocasiones exterioriza lo que siente por su futuro esposo.

 

Brie Larson sobre su prometido: “Él es la otra parte de nuestra ecuación”
Brie Larson sobre su prometido: “Él es la otra parte de nuestra ecuación”

Brie Larson tiene mucha suerte en su carrera profesional… y también en el amor. La protagonista de Room (2015) de 28 años de edad, conversó con Us Weekly sobre su prometido Alex Greenwald, y la manera en que él la apoya ciento por ciento.

“Es una buena persona”, comentó la ganadora del Oscar el pasado mes de junio durante los Women in Film Crystal + Lucy Awards, presentado por Lancôme. Ambos se comprometieron oficialmente desde marzo de 2016.

Greenwald, de profesión músico, le hizo la gran pregunta cuando estaban de paseo por Tokio; sin embargo, tuvieron que pasar dos meses para saber la noticia de su compromiso.

La prensa norteamericana confirmó la buena nueva en mayo, y una semana después la actriz ya lucía orgullosa su hermoso anillo de diamantes.

Aunque Larson mantiene su vida personal alejada de los reflectores, no ocultó su amor por Alex la noche cuando ganó el premio de la Academia como Mejor Actriz. La prensa los capturó muy cariñosos y sonrientes.

En su discurso de aceptación, luego de elogiar a su co estrella Jacob Tremblay, le gritó un “Te amo” a Greenwald poniendo así el toque tierno en la velada. Su compañero estuvo a su lado en otros premios de renombre, demostrando su enorme respaldo a la blonda.

Brie Larson sobre su prometido: “Él es la otra parte de nuestra ecuación”

“Él es mi mejor amigo, mi máximo apoyo. Él es la otra parte de nuestra ecuación. Va más allá de todo. Es imposible explicar de dónde viene tanto apoyo de él. Nos queremos, es esa persona que siempre está cuando la necesito”, manifestó Larson.

Se pensaba que la boda de esta pareja sería este año, pero todavía los medios no poseen información de la fecha exacta. La actriz seguía con sus preparativos, mientras rodaba la película Kong: Skull Island, que suponía ser el gran regreso de esa exitosa franquicia al cine.