Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Los beneficios del Ginkgo Biloba para el cuidado de la piel

Muchas personas exaltan sus poderes, llegando a denominarle como el árbol de la eterna juventud.

Los beneficios del Ginkgo Biloba para el cuidado de la piel
Los beneficios del Ginkgo Biloba para el cuidado de la piel

El Ginkgo Biloba, también conocido como Culantrillo, fue la primera planta cuyo valor medicinal fue descubierto por los antiguos chinos. Más tarde, se hizo popular en Europa, en Alemania y en otras partes del mundo.

La hierba se transforma en comprimidos, cápsulas y té después de que es ampliamente utilizado. Las hojas y las semillas se utilizan de formas diversas por su rendimiento diferente.

Ventajas para la piel

Fórmula Anti-Envejecimiento: en combinación con la cúrcuma, la miel y el ginseng, previene los signos visibles de envejecimiento que aparecen en la piel como arrugas, líneas finas y sequedad de la piel.

Protector solar natural: protege la piel de los efectos dañinos del sol y sus extractos se utilizan en muchos protectores solares.

Antiinflamatorio: la inflamación causada por las alergias y las infecciones se puede combatir con su uso. Funciona de manera efectiva cuando se combina con el jengibre y la cúrcuma.

Ventajas para el cabello

Previene la caída: puede reducir en gran medida el adelgazamiento y la pérdida de cabello. Se demostró que es útil para la calvicie de patrón masculino. Utilizado en combinación con otros aceites vegetales es una forma natural para evitar los problemas del cabello.

Promueve el crecimiento: los extractos de Ginkgo Biloba se utilizan en los aceites para el cabello para que esté fuerte y largo. Es también utilizado en tratamientos para el pelo para hacerlo sano y brillante. Se utiliza, por lo general, en combinación con aceite de coco, aceite de semilla de uva y aceite de jojoba.

Esta hierba es segura para los adultos y los niños, siempre y cuando se tenga la dosis prescrita. Ingerir dosis extra de la planta puede causar problemas menores tales como náuseas, vómitos, mareos, indigestión y cólicos.

Hay algunas precauciones que se deben tomar en cuenta para que funcione correctamente. Las mujeres lactantes, embarazadas y mujeres con antecedentes de abortos involuntarios deben evitar tomarla.