Aunque no lo creas, hay personas que eligen vivir sin WhatsApp

La app literalmente domina al mundo digital, pero siempre hay sus excepciones o algunos que no la aceptan. 

Aunque no lo creas, hay personas que eligen vivir sin WhatsApp
Aunque no lo creas, hay personas que eligen vivir sin WhatsApp

WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea más popular del mundo, tanto que las personas no consideran a un teléfono como un modelo posible para comprar si no tiene esta aplicación disponible.

Este hecho es más que verificable en los estudios que se han realizado sobre el uso de la app en la Argentina. WhatsApp está presente en 95% de los usuarios que tienen un smartphone en el país; es decir, 26 millones de personas que representan 60% de la población, esto según los datos de la consultora Carrier & Asociados.

Esta realidad no solamente se aplica para la Argentina, ya que en el mundo la situación es muy similar. En la actualidad, la app tiene aproximadamente 1.500 millones de usuarios en todo el mundo, los cuales envían alrededor de 65 mil millones de mensajes a través de ella, lo que quiere decir que cada usuario envía un promedio de 10 mensajes diarios.

A pesar de esas increíbles cifras, existen algunas personas que no están de acuerdo con el uso de la aplicación, los cuales alegan razones como que no soportan la invasión de los mensajes, otras que desde la ideología está mal que una sola compañía monopolice las comunicaciones en todo el mundo porque puede ser perjudicial para la sociedad. 

Otras razones son porque no los deja concentrarse en su trabajo y esto los perjudica a nivel económico, sobre todo porque las personas interrumpen el trabajo y demandan respuestas instantáneas de los mensajes que envían.

Otras personas alegan que no creen que sea correcto estar todo el día relacionándose a través del dispositivo móvil y WhatsApp porque estas relaciones no son reales, por lo que prefieren dedicarle tiempo a la comunicación de frente a amigos y familiares.

Las opiniones van más o menos por la misma vía, las cuales también establecen que es una adicción utilizar esa aplicación, tanto que las personas no pueden abandonar el uso de la app cuando están en reuniones con otras personas.

En general, estas personas que dieron su testimonio también dejaron claro que no se sienten incomunicados y no creen que se pierden o se han perdido de algo importante por no usar la aplicación.

Al final, cada quien escoge si desea utilizarla o no ¿No es cierto?