Anthony Hopkins se inspiró en asesinos seriales para El silencio de los inocentes

La película no solo representó el Oscar para el actor británico, sino que los ingresos obtenidos le ayudaron a salvarle la vida a su madre.

Anthony Hopkins se inspiró en asesinos en serie para El silencio de los inocentes
Anthony Hopkins se inspiró en asesinos en serie para El silencio de los inocentes

Hace 27 años, aquella mirada de ojos azules que caracterizaba al psiquiatra Hannibal Lecter en El Silencio de los inocentes era electrizante. Sencillamente daba miedo.

Y precisamente esa la idea del personaje interpretado por Anthony Hopkins, quien compartió los roles protagónicos con la actriz norteamericana Jodie Foster.

Para la preparación de su papel, el actor británico, que adoptó la nacionalidad estadounidense, estudió archivos de los asesinos en serie. Asimismo, visitó cárceles en las que homicidas convictos eran estudiados y asistió a algunas audiencias judiciales sobre asesinatos en serie.

Para interpretar a Hannibal Lecter, Hopkins se inspiró en un amigo que vive en Londres que nunca parpadeaba. “Esa peculiar característica ponía nerviosa a la gente y así entendí que me serviría para mi personaje”, reveló el actor, quien siempre miraba directamente a la cámara, ya que así daba la sensación de que Lecter “lo sabía todo”.

Otro detalle curioso de esta película es que Anthony Hopkins dejó al descubierto su miedo a los dentistas y por ello convenció al director Jonathan Demme y al diseñador de vestuario, Colleen Atwood, de que Lecter vistiera de blanco para dar esa sensación de terror.

Además del pánico que siente por los odontólogos, Hopkins ha declarado sentirse un actor profundamente inseguro, lo que resulta paradójico si tomamos en cuenta que ganó un Oscar por su personificación de Hannibal Lecter. “Definitivamente fue el papel que cambió mi vida. A partir de entonces nació un nuevo Anthony Hopkins”.

Efectivamente la vida de Hopkins dio un giro a partir del éxito de El silencio de los Inocentes, pues sus ingresos económicos fueron muy productivos. 

“Mi madre estuvo muy enferma, hospitalizada en Los Ángeles y vi un cartel gigante en Broadway con mi rostro encarnando a Lecter. En ese momento me di cuenta de lo que significaba el personaje para mí: era él el que estaba pagando las carísimas operaciones de mi madre, el que podía salvarla, el que se ocupaba de todas mis facturas. Así que de Lecter cambió mi carrera, me dio el Oscar y sobre todo salvó a mi madre”, dijo el actoy.

Anthony Hopkins tiene actualmente 80 años de edad y en estos momentos  participa en la segunda temporada de serie Westworld de HBO.