¿La guerra de las pantallas? Diferencias entre QLED y OLED

Ambas tecnologías de pantalla ofrecen una excelente representación del color, niveles de negro profundo y diseños delgados, lo que les permite ser utilizados de muchas maneras.

Diferencias entre QLED y OLED
Diferencias entre QLED y OLED

En el mundo de las pantallas visualmente deslumbrantes, OLED es el estándar de oro, pero la tecnología QLED de Samsung busca desafiar esta supremacía.

QLED, o diodo emisor de luz de punto cuántico, es un término de marketing creado por Samsung para describir una tecnología que ha venido perfeccionando en los últimos años.

Por su parte, las LED se utilizan para impactar una capa de puntos cuánticos que brillan en longitudes de onda específicas en rojo, verde y azul, para crear colores. Esa imagen se muestra en el panel LCD.

OLED, o diodo emisor de luz orgánico, es una tecnología que necesita solo electricidad para activar cada OLED con el fin de crear tanto el color como la luz. Cuando las luces están apagadas, crean un negro perfecto. Detrás de la pantalla, cada OLED representa un solo píxel, lo que mejora la claridad y la calidad de la imagen.

Actualmente, Samsung apuesta por la tecnología QLED. De hecho, la compañía ha estado utilizando puntos cuánticos de una forma u otra en los últimos años en algunas de sus pantallas, incluidos sus televisores SUHD.

Aunque otras compañías pueden incorporar tecnología QLED en sus pantallas en el futuro, por ahora Samsung es su fuente de referencia si desea un conjunto QLED.

La tecnología OLED es mucho más omnipresente que QLED, lo que significa que más compañías la están utilizando. Por el lado de la televisión, por ejemplo, puede esperar encontrar OLED de LG, Vizio y Sony, entre otros. Sin embargo, LG ha invertido más en tecnología OLED y vende algunos de los conjuntos OLED más atractivos del mercado.

Para los dispositivos móviles, un mercado QLED aún no se ha adoptado plenamente, mientras que una amplia gama de empresas está ofreciendo pantallas OLED.

En muchos casos, esas pantallas OLED están disponibles en teléfonos de alta gama. Samsung, por ejemplo, puso una pantalla OLED en sus smartphones Galaxy S8 y Galaxy S8+. Ya Sony se ha decantado por este tipo de pantallas para sus móviles.