Tips de belleza: qué tonos de labiales se deben usar según el color de la piel

Hay algunas recomendaciones generales de los colores que van mejor con las pieles claras o morenas.

Tips de belleza: qué tonos de labiales se deben usar según el color de la piel
Tips de belleza: qué tonos de labiales se deben usar según el color de la piel

Existe una gran variedad de tonos de labiales, pero ¿sabés cuáles son los que más te favorecen según el color de piel?

Hay algunas recomendaciones generales de los tonos que van mejor con las pieles claras o morenas. Y se logra un mejor resultado si además se toma en cuenta el subtono de tu piel: amarillo (cálido) o rosado (frío).

Una manera sencilla de identificar el subtono de la piel es mirar las venas en la muñeca. Si se ven azuladas, el tono secundario es rosado. Si se ven verdosas, es más bien amarillo. Cuando parecen tener ambos colores, el subtono es neutro, lo que significa que quedan bien tanto las tonalidades frías como cálidas.

Considerando esta clasificación, estos son los tonos que le quedan mejor a las distintas tonalidades de piel:

Pieles claras

En general, le quedan bien tanto los tonos pasteles como los cálidos: naranjas, rosas, fucsias, carmín, marrones. Para una salida nocturna, se puede usar un color rojo guinda.

Si el subtono es frío son mejores los labiales con una base azulosa o color fresa. Si es cálido, el color naranja favorece mucho. Se pueden utilizar los labiales rojos con una base más viva o tonos mandarina.

Pieles medias

Los tonos que resaltarán mejor los labios con este tono de piel son los colores tierra, dorados, cobrizos, duraznos y corales. Para la noche, se puede usar un rojo intenso con una base cálida.

Si la tonalidad es fría, los mejores colores son el rojo carmesí y los tonos vinos. Si es cálida, el rojo intenso y los tonos anaranjados son los ideales.

Pieles oscuras

La idea es lucir colores que iluminen los labios así que los tonos intensos como fucsia, cereza o terracota favorecen mucho.

Si el subtono es frío, son mejores los tonos rojos con destellos azules morados o verdosos. Las tonalidades berry oscuros le pueden dar al maquillaje un resultado lleno de seducción.

Si la piel es de tonalidad cálida, los vinos y burgundy son la mejor elección.