Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Temas que te harán sentir parte de un film de Quentin Tarantino

Sus gustos musicales enriquecen las escenas al punto de convertirlas en memorables.

Temas que te harán sentir parte de un film de Quentin Tarantino
Temas que te harán sentir parte de un film de Quentin Tarantino

¿Alguna vez escuchaste una canción que te hizo sentir partícipe en una clásica y épica pelea de Tarantino? A veces pasa. Quentin Tarantino es uno de esos directores que adoras o simplemente detestas… no hay intermedio.

Se ha encargado de crear piezas con temas fuertes que amarás de inmediato o te resultarán increíblemente ofensivos. Por ejemplo, en YouTube hay muchos videos de él discutiendo con sus haters, cuando le cuestionan su visión inapropiada sobre ciertos aspectos de la vida.

Tiene predilección por dramas sensibles, como la esclavitud, el abuso físico y el uso extremo de la violencia, pero no se le puede negar que posee un sentido visual bastante agudo, y una gran narrativa que se tomó como el origen de una nueva generación de cineastas.

Si hablamos de sus gustos musicales o de las opciones con las que ha trabajado los soundtracks de sus películas, diríamos que enriquecen las escenas al punto de convertirlas en memorables.

Acá hay varios ejemplos de canciones que son referencia del trabajo de Quentin, donde el oyente se siente -por instantes- incluido en cada trama exquisitamente diseñada:

Reservoir Dogs (1992)

Fue su opera prima, así que este excéntrico director hizo esfuerzos por hacerse notar en Hollywood. Toda la banda sonora se centra en la música de los años setenta. ¿Quién no recuerda la escena cuando Mr. Blonde está torturando al policía, mientras baila Atascado en el medio contigo por Stealers Wheel? Tarantino optó por un sonido rock y soul específico que le dio una sensación especial a la película.

Pulp Fiction (1994)

Considerado como su mejor film, nos mostró un lado más salvaje de sí. La banda sonora estuvo cargada de rock and roll clásico, soul, surf, funk, country, y más. La escena icónica de la película fue aquella en la que Mia y Vincent bailan en el restaurante Jack Rabbit Slim. La canción You Never Can Tell de Chuck Berry tenía esa esencia nostálgica en la que gira la película.

Jackie Brown (1997)

Casi toda la banda sonora se centra en la música soul. Uno de los momentos musicales más asombrosos fue cuando Jackie invitó al fiador Max a su lugar, después de que la libera de la cárcel… y le pone su melodía favorita, Did not I Blow Your Mind This Time de The Delfonics. Sublime.

Kill Bill Vol. 1 y 2 (2003-2004)

Una de las canciones que se funden perfectamente con las situaciones en pantalla, fue The Flower of Carnage, de la actriz y cantante japonesa de los sesenta, Meiko Kaji. Esta se escuchó en la escena en la que Beatrix mata a O-Ren Ishii.

Death Proof (2007)

Tiene toda una mezcla de géneros y estilos, con un ambiente de música antigua y su nostalgia característica, más algunos sonidos de películas clásicas de autos. Por supuesto, la mejor escena es cuando Stuntman Mike mata a las cuatro chicas, al estrellarse contra ellas mientras bailan alegremente la canción Hold Tight de Dave Dee, Dozy, BeakyMick & Tich

Inglorious Basterds (2009)

Tomando un par de viejas canciones populares, que se reproducen en el fondo en la escena del bar, solo hay una con letras y esa es la de David BowieCat People, mientras Shoshanna se prepara para vengarse.

Django Unchained (2012)

La introducción del rap y el hip-hop en una historia sangrienta del siglo XIX no es tan extraño como parece. La idea de la versión moderna de la música clásica, que básicamente va para canciones urbanas, tiene tanta popularidad como Kendrick Lamar. Por ello, este último fue una opción interesante para una película como Django.

The Hateful Eight (2015)

Cuando Django fue liberado, Ennio Morricone declaró que nunca colaboraría con Tarantino, porque no le gustaba cómo usaba sus canciones en las películas. No se sabe qué pasó entre los dos, para que Morricone terminara componiendo la partitura original de The Hateful Eight. Toda la banda sonora consiste en temas originales (por las cuales recibió un Oscar), excepto por dos: No habrá muchas vueltas a casa de Orbison, y Apple Blossom de The White Stripes.

Quentin ha explorado diversos géneros y estilos de música. Todas sus bandas sonoras de alguna manera están vinculadas al gran universo que ha creado, por lo que es fácil escuchar esas canciones y ser transportado a sus películas.

Como ha experimentado con tanto, es común disfrutar canciones aleatorias y sentir que podría ser algo que sus personajes escucharían o amarían, ¿no lo creen?