Steven Spielberg quería dirigir 007... ¿y no lo dejaron?

La primera película del cineasta solo costó 500 dólares, pero también dirigió la más costosa en blanco y negro.

Steven Spielberg quería dirigir 007... pero ¿no lo dejaron?
Steven Spielberg quería dirigir 007... pero ¿no lo dejaron?

Se puede decir que Steven Allan Spielberg es la persona que comprobó que en el cine todos los sueños se convierten en realidad.

Este director de cine, guionista, productor y empresario estadounidense, ha puesto en la gran pantalla a extraterrestres, dinosaurios, tiburones, y ha revivido terribles realidades de la humanidad.

Algunas de sus obras famosas incluyen Jaws (1975), ET (1982), Jurassic Park (1993), Schindler's List (1993) y Saving Private Ryan (1998), entre otras.

Cuando Spielberg tenía 16 años, escribió y creó la película de ciencia ficción Firelight, con un presupuesto reducido de solo 500 dólares. El elenco incluyó a sus amigos de la escuela secundaria, y usó el garaje de la casa de sus padres para el lugar de rodaje.

Incluso compuso la partitura de la película en el clarinete. El film fue mostrado a una audiencia de 500 personas en el Phoenix Little Theatre en Arizona.

Pero Spielberg pasó de una película de tan solo 500 dólares a la más costosa hasta ahora. Crealo o no, Schindler's List es considerada la película en blanco y negro más cara jamás producida.

Y de ella no aceptó ningún pago por su trabajo, pues afirmó que cualquier dinero aceptado sería "dinero de sangre", considerando el Holocausto. Asimismo le dieron permiso para filmar la película dentro del campo de concentración de Auschwitz, pero decidió no hacerlo por respeto por las víctimas.

No obstante, Spielberg también ha recibido algunos No cuando se ha propuesto para dirigir.

Al cineasta que puso en la pantalla grande a un tiburón que casi se comía al público y llevó dinosaurios a las salas de cine, se le negó dirigir en la famosa saga de James Bond, dos veces.

A pesar de ello admitió que el rechazo no le había impedido disfrutar de sus películas Bond, las favoritas de todos los tiempos.