Seis curiosidades sobre la vida y carrera de Matthew McConaughey

El actor fue apresado en 1999, tras ser encontrado desnudo y consumiendo drogas en su casa.

 

Seis curiosidades sobre la vida y carrera de Matthew McConaughey
Seis curiosidades sobre la vida y carrera de Matthew McConaughey

Matthew McConaughey es uno de los actores más queridos en el mundo de Hollywood. Hoy te contaremos algunas curiosidades sobre el estadounidense de 48 años de edad.

1. Fue uno de los prospectos para protagonizar la película Titanic. Aunque cueste imaginar a alguien más que no sea Leonardo DiCaprio, el director del film James Cameron había pensado en McConaughey para que ocupara el papel principal. Varios años después el actor se reencontró con DiCaprio en El Lobo de Wall Street.

2. Tiene un diario donde escribe sus deseos y todo lo que hace. Confesó que en 1990 había escrito 10 objetivos que quería cumplir y hoy en día, sin darse cuenta, había cumplido cada uno de ellos. Por supuesto, agregó otros a la lista. Además, después de un día de grabaciones anota en su libro lo que sucedió y los lugares que visitó.

3. En 1999 fue encontrado en su casa desnudo, tocando el bongo y consumiendo drogas por la policía de Austin, Texas, lugar donde nació y reside actualmente con su esposa y sus tres hijos. Las autoridades acudieron a su hogar después de que vecinos de la zona llamaran por escuchar ruidos a altas horas de la noche. McConaughey debió pagar una multa de 50.000 dólares por alterar la paz, librándose de los cargos por consumir droga.

4. Cuando hizo el casting para la película Dazed and Confused (1993) no tenía ningún tipo de experiencia. Sin embargo, lo hizo tan bien que el director Richard Linklater le dio un papel en el film e  interpretó a David Wooderson.

5. El actor tuvo que perder 25 kilos para la película Dallas Buyers Club, donde interpretó a una persona que padecía de sida. Esta actuación le dio al actor su primer y único Oscar hasta el momento en la categoría de Mejor actor.

6. McConaughey quería ser abogado. De hecho, se inscribió en la carrera de derecho por varios años, pero luego de leer un libro sobre el cine decidió dejar los estudios y seguir sus sueños de actor ¡y gracias a Dios que lo hizo!