¿Sabías que Anthony Hopkins no quería ser actor?

De joven el famoso actor británico se visualizaba como concertista de piano, pero luego cambió de idea.

¿Sabías que Anthony Hopkins no quería ser actor?
¿Sabías que Anthony Hopkins no quería ser actor?

Aunque conoció el éxito y saboreó la fama siendo actor, Anthony Hopkins nunca imaginó dedicarse a esta carrera que le ha dado tantas satisfacciones. Una de ellas: ganar un Oscar, el galardón con el que sueñan todos los actores porque representa un reconocimiento a la excelencia de los profesionales en la industria cinematográfica.

De joven pretendía ser concertista de piano, músico. Hasta que conocí a Richard Burton (actor británico, nominado en siete ocasiones al Premio Oscar), oriundo de mi misma ciudad, Port Talbot (una ciudad portuaria del sur de Gales), y cambié de idea. Mi sueño era ser alguien diferente a quién era. Probablemente padecía dislexia, pero tan solo me clasificaron como estúpido en el colegio y quería escapar", declaró el actor.

Como escape, Hopkins vio en el teatro la forma de huir de su realidad y consiguió una beca para la Escuela de Música y Arte de Cardiff. De ahí fue a trabajar con el mítico actor británico Albert Finney y consiguió su primer papel importante en el cine en 1968, con Katherine Hepburn en El león de invierno.

Hoy, a sus 80 años, Hopkins no para de trabajar en el mundo de la actuación. "Cada día pienso en dejarlo, pero entonces me ofrecen un trabajo y acepto porque soy un actor".

Hopkins es catalogado como uno de los grandes actores de la historia. En la década de los 90 se consagró en la cima del cine, gracias a tres películas consecutivas que le alzaron al Olimpo hollywoodiense.

“Estoy muy sorprendido de estar todavía por aquí, haciendo lo que quiero y que los estudios sigan enviándome guiones para aparecer en la pantalla de vez en cuando. Así que seguiré haciéndolo hasta que dejen de enviármelos y no me pidan trabajar", confesó el actor, quien nunca ha ocultado que la interpretación es una profesión, un negocio.

El experimentado y premiado actor también dejóal descubierto que pensó en retirarse para descansar cuando contaba con 79 años de edad, pero fue el director Kenneth Branagh quien le dio la confianza para seguir trabajando, al darle la responsabilidad de interpretar a Odin en la película Thor, dirigida por Branagh. La película, donde actuaron además Chris Hemsworth, Natalie Portman y Jeremy Renner, fue un éxito en taquilla.