Prueba de sangre evalúa lesiones cerebrales traumáticas leves

Esta innovación ayuda a los profesionales de la salud en el manejo de sus pacientes. 

Prueba de sangre evalúa lesiones cerebrales traumáticas leves
Prueba de sangre evalúa lesiones cerebrales traumáticas leves

La agencia estadounidense Food and Drug Administration (FDA) permitió la comercialización de la primera prueba de sangre, capaz de evaluar una lesión cerebral traumática leve (mTBI), mejor conocida como conmoción cerebral, en adultos.

Debieron pasar unos seis meses, para que la FDA revisara y autorizara la aprobación de este asombroso indicador de trauma cerebral de Banyan Biomarkers, Inc., que ahora forma parte de su programa de dispositivos innovadores.

Ocurre con la mayoría de los pacientes, que se sospecha de tener alguna lesión craneal, la realización de un examen donde se usa una escala neurológica, llamada escala de coma de Glasgow de 15 puntos, seguido por una tomografía computarizada de su cabeza que detecta si hay daño en el tejido cerebral, o lesiones intracraneales que requieran tratamiento.

Pero, con los pacientes evaluados para mTBI, sucede que en la tomografía computarizada no aparecen lesiones intracraneales. Entonces, la disponibilidad de una prueba de sangre para esos casos, ayuda a determinar la necesidad de esa tomografía en particular, para pacientes con sospecha de mTBI, y a evitar la neuroimagen innecesaria y exposición a la radiación.

La página de MedicalNews recogió las impresiones del doctor Scott Gottlieb, comisionado de la FDA: “Ese examen de sangre minimiza los impactos de salud en pacientes, sin dejar de proporcionar resultados precisos y confiables, para darle paso a su evaluación y tratamiento médico, como prioridad de la FDA”.

Añadió que la iniciativa también “reduce la exposición innecesaria a la radiación de imágenes médicas, y asegura que cada paciente reciba el examen de imágenes correcto, en el momento correcto, con la dosis de radiación correcta”.

Por su parte, Jeffrey Shuren, director del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, expresó que “un análisis de sangre para ayudar en la evaluación de conmociones cerebrales, es una herramienta importante para los ciudadanos y miembros del servicio estadounidense en el extranjero, que necesitan acceder a pruebas rápidas y precisas”.

El indicador de trauma cerebral funciona calculando los niveles de proteínas, conocidos como UCH-L1 y GFAP, que se liberan del cerebro a la sangre y se miden dentro de las 12 horas de la lesión en la cabeza. Los niveles de estas proteínas sanguíneas después de la mTBI, pueden ayudar a predecir cuáles pacientes pueden tener lesiones intracraneales visibles mediante una TC y cuáles no.

Ser capaz de predecir si los pacientes tienen una baja probabilidad de lesiones intracraneales, ayuda a los profesionales de la salud a una mejor evaluación médica, y a decidir si se debe realizar una tomografía computarizada. Los resultados de la prueba están disponibles de 3 a 4 horas.