Polémicas actuaciones envuelven la vida de Charlie Sheen

 Una madrugada del 2010 el actor destrozó una habitación del hotel Plaza de Nueva York, donde se hospedaba con su familia.

Polémicas actuaciones envuelven la vida de Charlie Sheen
Polémicas actuaciones envuelven la vida de Charlie Sheen

Charlie Sheen es conocido por ser un hombre rebelde, lleno de excesos y sin miedo a vivir la vida. Muchas son las polémicas en las que está envuelto este actor, ya sea por drogas, alcohol, malas conductas y hasta violencia doméstica.

Durante unas navidades Sheen fue arrestado en Aspen, Colorado, luego de que su pareja de ese entonces, Brooke Mueller, llamara al 911 porque estaba siendo amenazada con un cuchillo por el actor.

Sheen se declaró culpable y tuvo que pasar 30 días en rehabilitación de alcohol y drogas. Esta escena le valió al estadounidense el divorcio con Mueller.

En otra oportunidad, el medio The National Enquirer acusó a Sheen de haber abusado sexualmente del actor Corey Haim, fallecido a los 39 años a causa de una neumonía, cuando este era menor de edad.

Según expuso la fuente al medio, los actores habrían consumido drogas y luego tuvieron sexo anal. A partir de ese momento, Sheen se volvió frío y parco con el adolescente.

Ante tales acusaciones, el protagonista de Two and a Half men demandó al diario, rechazó contundentemente los hechos y calificó de “ridículas y repugnantes” las declaraciones.

En el año 2010, el actor se encontraba en Nueva York con su exesposa, Denise Richards, y sus dos hijas. Todo parecía muy normal. Fueron fotografiados varias veces y la pareja se encontraba cumpliendo con algunos compromisos laborales.

TMZ reseñó que una madrugada Sheen destrozó una habitación del hotel Plaza de Nueva York, lugar donde se hospedaba con su familia, y se encontraba desnudo y borracho.

Luego del suceso, el medio New York Post dio a conocer que la pareja dormía en habitaciones separadas. Esa madrugada el actor había decidido salir a tomar unas copas y regresó ebrio y con una mujer desconocida.

En un momento de la noche se dio cuenta que no llevaba su cartera y este se salió de control, rompió lámparas y tiró sillas y mesas. Ante el ruido, el personal del hotel llamó a la policía. En medio de su embriaguez, el protagonista de Two and a Half Men salió directo al hospital de Nueva York con su ex esposa.