Mitos sobre el uso de las tinturas para el cabello

Hay diferentes tipos de tintes y algunas recomendaciones clave para su aplicación.

Aclarando mitos sobre el uso de los tintes para el cabello
Aclarando mitos sobre el uso de los tintes para el cabello

Muchas mujeres utilizan los tintes para el cabello y algunas se los aplican ellas mismas. A veces la inexperiencia puede provocar grandes problemas, más aún si no se tiene una guía.

Sobre los tintes existen muchos mitos y es un buen momento para aclararlos:

El tinte rubio disimula las canas

Esto es cierto: teñirse el cabello de este color hace que las canas se difuminen mejor y el contraste entre la raíz y el resto del pelo no se vea tan profundo.

Abusar del tinte genera pérdida del cabello

Esto es falso: si bien los tintes pueden hacer que la fibra capilar se debilite, especialmente si se hace decoloración, no son cauda directa de la caída del pelo. Su uso excesivo sí puede quebrar el cabello y provocar pérdida del volumen, pero no desde la raíz.

Todos los tintes son iguales

Esto es falso: los tintes se encuentran de distintos tipos, según la duración del resultado:

  • Temporal: aporta color a través de las moléculas pigmentadas que tiñen la parte exterior del cabello.
  • Semipermanente: penetra en la zona superficial y altera su estructura pero de una manera más leve. No contiene peróxido y amoníaco.
  • Permanente: entra en el interior de la fibra capilar y quita el pigmento natural del cabello, lo que hace que el color se fije de forma definitiva. Este sí contiene amoníaco.

Se debe usar cuando se tiene el cabello sucio

Esto es verdad: cuando se tiene el cabello sucio, los aceites que produce naturalmente ayudan a que el pigmento se fije mejor a la fibra capilar. Además si se tiene limpio, el cuero cabelludo está sensible y puede provocar irritaciones.

El champú anti-caspa retira el color

Esto es verdad: este tipo de producto acelera la pérdida del color del cabello por los componentes que posee para cumplir su función de retirar la caspa.