Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Los mejores fragmentos de la película Miss Simpatía

Reviví este clásico de la comedia norteamericana de la mano de la genia Sandra Bullock.

Momentos hilarantes de la película Miss Simpatía
Momentos hilarantes de la película Miss Simpatía

Ya pasaron 18 años desde que Miss Simpatía llegó a los cines del mundo, momento cuando Sandra Bullock nos conquistó como aquella concursante de belleza encubierta. 

Pero, no sólo sus fans la adoraron, es decir ¿quién podría olvidar a Cheryl Frasier (Heather Burns)? También conocida como Miss Rhode Island, que terminó siendo la Señorita Estados Unidos por mérito propio.

Hagamos memoria entonces de las más divertidas escenas de este clásico de Hollywood, que sigue robando las risas y el cariño del público.

25 de abril

Cuando Stan Fields (William Shatner) le pidió a Miss Rhode Island que describiera su cita perfecta, su respuesta quedó como una de las más inesperadas de la trama. “Tendría que decir el 25 de abril, porque no hace demasiado calor ni demasiado frío. Todo lo que necesitas es una chaqueta ligera”. Así de pronto se convirtió en un personaje alocado y tierno a la vez.

¡Me estoy deslizando aquí!

Luego de que Gracie Hart (Bullock) conoce a Victor Melling (Michael Caine), su entrenador de desfile, intenta aprender cómo caminar correctamente. Al empezar la preparación, la protagonista se cruza con un taxi en la calle, al que le reclama: “Oye, ¡Me estoy deslizando aquí!”. Ni Caine pudo contener la risa que no debía mostrar su personaje.

No te metas conmigo

Tras un largo día de mantenimiento, Gracie estrena su look sexy a sus colegas. Ella dice: “Estoy vestida, tengo gel en el pelo, no he dormido toda la noche, me muero de hambre y estoy armada. ¡No te metas conmigo!”, antes de caer al piso.

Talento oculto

Si bien su talento inicial era hacer música con copas de agua, Hart tuvo que improvisar mostrando con humor algunas técnicas de defensa personal a la audiencia. Eso claro, fue una mala noticia para su compañero Eric Matthews (Benjamin Bratt), que quedó adolorido en el proceso.

Nada de dulces

Desde el momento en que Gracie se infiltra, se ve privada de sus dulces y golosinas normales. Cuando el agente Matthews se burla de ella con una barra de Snickers junto a la piscina, se ve obligada a comer zanahoria y otras cosas nada apetitosas al ojo glotón.

Su risa

Incluso si la escena no es divertida, si Bullock hacía su típica risa Gracie, que en realidad es un bufido, no puedes evitar seguirla.

Coronación

La última escena del concurso, donde coronan a Cheryl pero todo explota y Miss Texas recibe un puñetazo en la nariz, es una locura. La mejor parte, es el equipo de producción de TV en el stand, que filma todo y luego dice: “Gran espectáculo chicos”, como si nada. Puso fin a una trama delirante.