Madonna y su versatilidad amorosa - Ciudad Magazine

Madonna y su versatilidad amorosa

La reina del pop ha sucumbido varias veces a las flechas de cupido, dejando al descubierto su variado gusto en el amor.

Madonna y su versatilidad amorosa

Madonna se ha caracterizado por ser una mujer rebelde y versátil. A lo largo de su carrera como cantautora, actriz y empresaria estadounidense ha dado mucha tela que cortar sobre su vida personal.

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención tiene que ver con las relaciones amorosas que ha tenida esta artista, nacida el 16 de agosto de 1958, en la ciudad de Míchigan en Estados Unidos, y cuyo nombre legal es Madonna Louise Veronica Ciccone.

En 1979 Madonna conoció a su primer amor. Se trató de Dan Gilroy, con quien se estableció  en Nueva York y al tiempo formaría su primera banda de rock con el nombre The Breackfast Club. La relación no prosperó, porque ambos eran muy jóvenes para ese entonces.

En 1982, cuando la cantante tenía 24 años se le relacionó con Jean-Michel Basquiat, un artista, poeta, músico, dibujante y pintor estadounidense, con quien duró poco tiempo debido a las adicciones de Basquiat a las drogas.

Ese mismo año la conocida reina del pop tuvo un breve amorío con DJ Mark Kamins, quien fue el encargado de que arrancara su carrera como artista y entrara al mundo discográfico.

Jellybean Benítez fue otra de las parejas de Madonna. La relación duró entre los años 1982 y 1985.  Benítez, quien es bajista y cotrabajista de jazz y latin jazz puertorriqueño, residenciado en los Estados Unidos, conoció a Madonna a través de Stephen Bray, quien entonces era compañero de la artista en la banda Breakfast Club.

Al finalizar su relación con Benítez, Madonna se casó con Sean Penn, un actor, director y político estadounidense, con quien vivió entre 1985 y 1989. El divorcio de ambos se produjo en medio de denuncias de violencia doméstica por parte de Madonna contra Penn, las cuales años más tarde ella misma negó.

Warren Beatty, guionista, actor, productor y director de cine estadounidense, fue novio de Madonna entre 1989 y 1990. Aunque la unión duró apenas 15 meses, fue tiempo suficiente para que la actriz lo calificara como un amante increíble, aunque no era hombre de una sola mujer.

A los meses de finalizar esta relación, Madonna sostuvo un pequeño romance con el cantante, actor, compositor, multiinstrumentista y productor estadounidense, Lenny Kravitz; relación que fue tan fugaz como la que mantuvo con el basquetbolista Dennis Rodman en 1994 y con el rapero Vanilla Ice. Esta última duró ocho meses.

En 1996 la diva del pop sostuvo un romance con Carlos León, bailarín y preparador físico cubano, con quien tuvo a su primera hija, Lourdes María, y luego, con el lanzamiento de su álbum Music, surgió una relación entre la cantante Guy Ritchie, a quien conoció en 1999. Un año más tarde, y el 11 de agosto de 2000 tuvieron a su hijo, Rocco Ritchie.

En diciembre de ese mismo año, Madonna y Ritchie se casaron y se divorciaron en 2008, alegando diferencias irreconciliables.

La diva del pop volvió a darle paso al amor en 2009. Su nueva pareja fue el modelo brasileño Jesús Luz. Para el momento el novio contaba con 22 años y Madonna tenía 51. La diferencia de edad, la complicada agenda de trabajo de ambos y la falta de intereses comunes fueron los alegatos que la pareja expuso para anunciar su separación en 2010.

Luego de esta ruptura, a Madonna se le relacionó con el joven y guapo modelo Aboukabar Soumahoro, de tan solo  25 años, y más recientemente en el año 2017 con Kevin Sampaio, un modelo de origen portugués, 28 años menor que ella, quien participó en uno de los casting para un videoclip de la cantante de 59 años.

Muchos han sido los hombres que han dejado huella en el corazón de la diva del pop, para quien sin duda el amor no tiene edad ni fecha en el calendario.  

TE PUEDE INTERESAR