Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

Las normas protocolares de la Realeza Británica que muy pocos conocen

 La Casa Real de Windsor cuenta con una serie de requerimientos que la familia debe cumplir, reglas y prohibiciones que los diferencia del resto de las personas.

Las normas protocolares de la Realeza Británica que muy pocos conocen
Las normas protocolares de la Realeza Británica que muy pocos conocen

Aunque para algunos represente un sueño pertenecer a alguna Familia Real, en este artículo te mostramos algunas reglas del protocolo de la Casa de Windsor, que te hará preguntarte incluso qué tan necesarias o absurdas son algunas de ellas.

1. Reverencia a la Reina: si la Reina se encuentra de pie, todos deben pararse y mientras ésta se encuentre en un lugar, todos deben hacerle reverencia. No obstante, al ser solamente de alta autoridad en Gran Bretaña, si no eres británico, es mejor no hacer la reverencia porque puede considerarse una burla si exageras en sus señales de respeto.

2. Matrimonios con miembros de la Casa Real: de acuerdo con la Royal Marriages Acto 1772, es necesaria la aprobación de los descendientes de la Reina, antes de comprometerse al matrimonio, esto incluye a todos aquellos hasta la sexta línea de sucesión al trono y una vez que se casan, se les da un nuevo nombre. Otros dato curioso es que en la celebración de la boda real, la novia está en la obligación de llevar un ramo de mirto.

3. Comidas prohibidas en la Familia Real: según rumores, la Reina odia el ajo y por eso está prohibido en el Palacio de Buckingham, al igual que los mariscos para evitar contraer infecciones o alguna otra enfermedad y las papas, arroz y pasta no pueden consumirse en la cena.

Otros datos curiosos son que al momento en el que la Reina da su último bocado durante la comida, el resto de los presentes deben parar y por su parte, el desayuno de la Reina siempre será té negro con cereal, para completar la dieta de los Windsor.

4. Vestimenta de la Realeza: poseen un estricto código de vestimenta que incluye diferentes aspectos. Por una parte, las mujeres de la Familia Británica no pueden utilizar esmaltes de colores fuertes u oscuros. En el caso de las tiaras, solo pueden ser usadas por las mujeres casadas, a 45 grados de la frente y en eventos que ocurran luego de las seis de la tarde, porque antes de esa hora si el evento es formal, deberán colocarse sombreros o pamelas.

Con respecto a la Reina, para verse distinguida en apariciones públicas, viste colores llamativos y su sombrero será del mismo de su ropa y por su parte, hasta el pequeño príncipe George debe seguir un código de vestimenta, debido a que no puede utilizar pantalones sino únicamente shorts de sastre. Los hombres de la Casa Real tampoco la tienen fácil, porque un uniforme militar o “vestimenta matutina” (y no significa vestir jeans) es lo ideal para una fiesta de jardín.

5. Prohibiciones en público: la Familia Real Británica debe limitarse a tomarse de las manos como muestra de manifestación de afecto en público, al igual que tampoco pueden dar autógrafos, tomarse selfies y mucho menos, hablar o asumir posturas sobre temas de política. Un dato absurdamente raro, es que tienen prohibido divertirse con el juego de mesa Monopoly.