El lado maternal nunca antes conocido de Jennifer Hudson

La llegada de su pequeño David ha sido todo para la joven estrella de la canción.

El lado maternal nunca antes conocido de Jennifer Hudson
El lado maternal nunca antes conocido de Jennifer Hudson

Jennifer Hudson alcanzó popularidad por su participación en American Idol, y su consecuente éxito con la cinta Dreamgirls (2006) que le otorgó un Oscar como mejor actriz de reparto.

Es una figura que goza de un enorme impulso en su carrera y también en su vida privada, pero algo que sí la llena de orgullo es el nacimiento -y crianza- de su pequeño David Otunga de 8 años.

“Honestamente, tengo el hijo más dulce del mundo. Él es mi amigo. Todo lo que veo ahora, es a través de los ojos de una madre. Aprendí lo que se necesita para criar a un niño, y todas las cosas que los padres hacen para cumplir su labor”, reveló la cantante en una entrevista con la prensa norteamericana.

Antes de la llegada de David, Jen captó la atención de los medios por su increíble pérdida de peso. Al adoptar una alimentación más saludable, fue capaz de incorporarla a la rutina de su primogénito de forma exitosa.

“No le obligo a comer ciertas cosas, porque él imita lo que yo hago. Aprende qué debe comer y cuándo. En lugar de un dulce, quiere una banana. Tampoco le gusta tomar jugos, pero en ocasiones los ingiere. Le enseñé a controlar sus porciones de comida y se ha ido habituando”, explicó.

Respecto a su interacción diaria, Hudson aseguró que le encanta compartir momentos de risa y diversión con él…aunque incorpora materiales educativos para que aprenda jugando.

A mi hijo le encanta su iPad. Él tiene aplicaciones educativas acorde a su edad. Descargamos muchos rompecabezas de animales y religiosos, porque la Biblia fue una gran parte de mi infancia. Siempre que podemos, hacemos paseos por el museo de ciencia y le gusta”.

Todavía quedan muchos años por delante, para que esta mamá primeriza tenga más y más recuerdos increíbles del desarrollo natural de su hijo, quien por motivos ajenos debe quedarse con su papá David Otunga, hasta que ella logre despejar un poco su complicada agenda de trabajo de este 2018.