Ir al sitio

Ciudad Magazine

Notas Top

John Nash, el ganador del premio Nobel que fue interpretado por Russell Crowe

 El investigador dejó un legado que siempre será recordado en el mundo académico.

John Nash, el ganador del premio Nobel que fue interpretado por Russell Crowe
John Nash, el ganador del premio Nobel que fue interpretado por Russell Crowe

En el año 2001 Russell Crowe protagonizó la película A Beautiful Mind. En ella, se cuenta la historia del matemático John Nash, quien fue premio Nobel de Economía y que falleció en el año 2015, en un accidente que le costó la vida.

Nash fue catalogado siempre como un genio y lo demostró por medio de todas las teorías que desarrolló a lo largo de su carrera.

Nació en Bluefild, Virginia, en el año 1928. Estudió Ingeniería Química en la Universidad Carnegie Mellon y fue inducido por uno de sus catedráticos, a tomar el camino de las matemáticas. Sacó su Dotorado en la Universidad de Princeton, a los 21 años, gracias a su tesis sobre la Teoría de Juegos.

También creó y desarrolló “el equilibrio Nash”, una teoría actualmente famosa para tomas decisiones. Sufría de esquizofrenia paranoide, que fue explicada en la película protagonizada por Crowe.

Nash luchó contra esa enfermedad durante casi toda su vida y su esposa Alice, fue un gran apoyo en este proceso. A partir del año 1950, la enfermedad se agravó y su carrera paró, al creer firmemente en los extraterrestres y dedicarse a investigar sobre ellos. Se separó de Alice en estas fechas y volvieron a casarse en el año 2001, allí volvió a encarrilarse hacia la educación y la investigación.

Actualmente, su legado es muy grande ya que dejó muchos avances en el campo de las matemáticas. Murió en el año 2015 cuando iba en un taxi con su esposa que, tratando de adelantar a otro, chocó contra una gran barrera en la autopista. Ambos fallecieron en el hecho.

Este investigador será recordado por siempre por todos los aportes que realizó y que a pesar de que sufría de serios trastornos psicológicos, pudo avanzar en el camino que siempre amó, las matemáticas. Por supuesto, parte se le atribuye a su esposa Alice quien nunca lo abandonó.