Jennifer Aniston y Brad Pitt: la boda del millón de dólares

Los actores se casaron en Malibú, California, Estados Unidos, en la mansión de la productora Marcey Carsey.

Jennifer Aniston y Brad Pitt: La boda de aproximadamente un millón de dólares
Jennifer Aniston y Brad Pitt: La boda de aproximadamente un millón de dólares

Gastar aproximadamente un millón de dólares en una boda podría considerarse un tanto excesivo. Sin embargo, para algunas parejas, la mejor manera de celebrar la unión es con una ostentosa ceremonia y más aún si se trata de Brad Pitt y Jennifer Aniston.

Pitt y Aniston se conocieron en el año 1998. Para ese momento, ambos se encontraban en una la relación; el estadounidense con Gwyneth Patrow y la protagonista de Friends con Tate Donovan.

Cuando comenzaron a salir mantuvieron su relación en secreto, pues los actores se encontraban en unos de sus mejores momentos laborales. Dos años después la pareja dejó en shock a los fanáticos cuando hicieron público su compromiso y su pronta boda, celebrada el 29 de julio de 2000.

La ceremonia tuvo lugar en Malibú, California, Estados Unidos, en la mansión de la productora Marcey Carsey, la cual tiene una bellísima vista al mar.

Aproximadamente 300 invitados fueron los seleccionados por los novios para acompañarlos ese día especial, a quienes se les pidió bastante discreción con respecto al evento. De hecho, los asistentes no supieron el lugar de la ceremonia hasta días antes de la boda.

Cameron DíazSalma HayekCourtney Cox, entre otros fueron algunos de los asistentes.

Pitt y Jennifer le dieron la exclusividad de la boda a una famosa revista para que fotografiara y publicara en primicia cada momento de la misma. Es por ello que la pareja contactó a un equipo de seguridadque, según exponen, estaba liderado por un ex agente del servicio secreto de Israel.

Aun sí, hubo paparazzis a los alrededores intentando captar algún momento del evento, sin embargo, no les fue posible, considerando además que la pareja se había encargado de sembrar gran cantidad de árboles que ayudaran a obstruir la visión a la casa.

Por supuesto, en la celebración no se dejó a un lado el glamour y el toque romántico. Aniston lució un vestido blanco de seda, con los hombros descubiertos, elaborado por la diseñadora Lawrence Steele. Además llevaba el cabello suelto; mientras que Pitt se vistió con un traje azul y una corbata roja.

Sin embargo, la felicidad le duró poco a esta pareja, la cual se separó en el año 2005, luego de que Pitt se enamorara de Angelina Jolie tras las grabaciones de la película Señor y señora Smith.